Ideal

Violentas rachas de viento sur tumban árboles y 'decapitan' a Ganivet

fotogalería

Un vigilante observa los daños causados por el viento en el monumento de Ángel Ganivet. Arriba, la escultura completa y la cabeza 'cortada'.

  • En La Bobadilla, un árbol cayó sobre un coche en el que viajaban varias personas, pero por fortuna no hubo heridos

La peor parte se la llevó el monumento en honor a Ángel Ganivet, que perdió la cabeza tras la caída de un árbol de gran tamaño. El conjunto escultórico dañado fue erigido en 1921 en el bosque de la Alhambra, una zona que ayer sufrió especialmente los 'golpes' de las violentas rachas de viento cálido que se enseñorearon de la capital granadina, los municipios del Área Metropolitana y otras localidades de la provincia, caso de Guadix. Pero, por fortuna y al cierre de esta edición, no se habían producido daños personales, tal y como confirmó a IDEAL Telesfora Ruiz, la concejala responsable de los servicios de seguridad del Ayuntamiento.

La Agencia Estatal de Meteorología ya había avisado de que Granada estaba en alerta amarilla por rachas de viento que podrían alcanzar los 80 kilómetros por hora. No se equivocó. Fue una jornada infernal: la temperatura alcanzó los 26 grados en las horas centrales del día -lo cual es 'meritorio' si se tiene en cuenta que el mes de diciembre y la Navidad están a la vuelta de la esquina- y las furiosas ráfagas de viento tumbaron árboles por doquier. Uno de los de mayor envergadura se precipitó sobre el busto de Ángel Ganivet de la Alhambra y lo 'decapitó'. Se da la circunstancia de que el monumento, obra del escultor Juan Cristóbal, fue restaurado el año pasado. Ahora habrá que empezar de nuevo.

Fue el incidente más llamativo que ocurrió en el tupido bosque que rodea la fortaleza nazarí, pero no el único. De hecho, la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, ordenó la puesta en marcha un dispositivo de emergencia para tratar de restablecer la normalidad en la zona.

El panorama en el resto de la capital granadina también fue complicado durante toda la tarde de ayer. En La Bobadilla, por ejemplo, un árbol se desplomó sobre un coche en el que viajaban varias personas, pero ninguna de ellas resultó heridas, según indicó a este periódico Jesús Cabrera, el jefe de los Bomberos de Granada.

Cabrera detalló que, entre ellos y Protección Civil, tuvieron que atender más de sesenta peticiones de ayuda tanto en la ciudad como en el Área Metropolitana. En este sentido, se registraron problemas por caídas de árboles, antenas o vallas en Dúrcal, Alhendín, Ogíjares, Monachil, Otura, Padul, Cájar, Quéntar, Huétor Santillán, Las Gabias, según informó el 112 de Emergencias de la Junta de Andalucía.

En Alhendín, en el llamado Camino de los Tramposos, un árbol fue a caer justo encima de un turismo que sufrió graves daños materiales. En la calle Margarita de Monachil, en el Barrio de la Vega, también un árbol rompió la ventana de una casa en la que había varias personas en ese momento.

Asimismo, los equipos de mantenimiento de carreteras de la delegación provincial de Obras Públicas de la Junta de Andalucía en Granada, tuvieron que cortar y retirar de la calzada un gran árbol que había cortado la carretera A-402, entre Ventas de Zafarraya y Alhama de Granada.

En la A-92, a la altura del kilómetro 259, se produjo un suceso curioso, cuando un grupo de cabras silvestres pisaron el asfalto para devorar las ramas que el viento había arrojado sobre la vía.

«Esto no es normal»

En Guadix, donde el fuerte y cálido viento del sur comenzó a dejarse sentir a última hora de la tarde, dos turismos sufrieron graves desperfectos por la caída de sendos árboles y las rachas arrancaron partes del tendido eléctrico.

El jefe de los Bomberos de Granada destacó que el clima que ayer padecieron la capital y buena parte de la provincia no es nada habitual. «La ciudad, en particular, no es una población ventosa. Esto no es normal. Tampoco las altas temperaturas que estamos teniendo a estas alturas del año», recalcó el responsable del servicio de extinción de incendios de Granada.