Denuncian la colocación de vallas «ilegales» en una vía pecuaria

El grupo ecologista 'Sacromonte más verde' exige la retirada inmediata de las barreras

C. M.
Un grupo de senderistas camina junto a una de las barreras. :: SACROMONTE MÁS VERDE/
Un grupo de senderistas camina junto a una de las barreras. :: SACROMONTE MÁS VERDE

El grupo ecologista 'Sacromonte más verde' ha presentado un escrito ante la delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en el que denuncia la colocación de dos aparatosas barreras metálicas en la cañada real de Quéntar a Granada -también conocida como el camino antiguo de Granada-, una actuación que estaría prohibida dado que las vías pecuarias son de propiedad pública. Según explicó un portavoz de la citada asociación a IDEAL, las vallas en cuestión fueron instaladas hace una semana. Los activistas 'verdes' se toparon con ellas cuando fueron a dar una de sus habituales caminatas por ese paraje, muy frecuentado por los amantes de la naturaleza. Una de las 'cercas' -que tienen candados- está junto a la fuente Los Molinos y la otra, un kilómetro más adelante, justo a la entrada del puente sobre el río Darro, según la descripción que han aportado los ecologistas a Medio Ambiente para que tome cartas en el asunto.

Guardia Civil

Los miembros de 'Sacromonte más verde', que también han denunciado lo ocurrido ante la Guardia Civil y los servicios de urbanismo, reclaman a la Junta que ordene la inmediata retirada de unos obstáculos que consideran ilegales. Concretamente, en su escrito piden «que se inicie el correspondiente expediente sancionador para delimitar las responsabilidades y las sanciones correspondientes», y que «se restituya el orden territorial y urbanístico infringidos» con la eliminación de «todos y cada uno de los elementos que han ocupado el ámbito del dominio público de la vía pecuaria denominada Cañada Real de Quéntar a Granada», refiere el documento que trasladaron a las autoridades medioambientales.

Los ecologistas sospechan que los responsables de la colocación de las vallas son los dueños de un cortijo ubicado en esa zona, de ahí que hayan solicitado a la Junta que abra una investigación para confirmar si están en lo cierto o no. De lo que sí están plenamente convencidos los integrantes de 'Sacromonte más verde' es de que la 'obra', sean quien sea su autor, supone un atentado contra la legalidad.

La ley establece que solo «por razones de interés público y, excepcionalmente y de forma motivada, por razones de interés particular, se podrán autorizar ocupaciones de carácter temporal» de las vías pecuarias, «siempre que tales ocupaciones no alteren el tránsito ganadero, ni impidan los demás usos compatibles o complementarios».

Entre esos 'usos complementarios' estaría la práctica del «senderismo». De hecho, la normativa autoriza a colocar en las cañadas reales «instalaciones desmontables que sean necesarias para el ejercicio» de dicha actividad. Para ello «será preciso informe del Ayuntamiento y autorización de la Comunidad Autónoma».

Parece que en este caso no se cumplen tales requisitos, aunque es a la Junta, que es la encargada de velar por la conservación de estas vías, a la que corresponde determinarlo.

Fotos

Vídeos