El colegio de Ingenieros apuesta por mantener la estación del AVE en Avenida Andaluces

La demarcación de Andalucía, Ceuta y Melilla apuesta por ello al considerar que otro emplazamiento resulta "inviable" a corto-medio plazo por "el desembolso económico"

EUROPA PRESSGRANADA

La demarcación de Andalucía, Ceuta y Melilla del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos apuesta por mantener la estación ferroviaria de Granada en su actual ubicación de Avenida Andaluces, al considerar que otro emplazamiento resulta "inviable" a corto-medio plazo por "el desembolso económico y los plazos necesarios para alcanzar su plena operatividad".

Así se desprende del informe técnico 'Sobre la entrada del AVE a Granada' elaborado por una Comisión Informativa creada por el Colegio y formada por 27 Ingenieros de Caminos durante un año de estudio. Las conclusiones del mismo fueron trasladadas en marzo de 2012 al Ayuntamiento de la capital, así como a los representantes de las administraciones regional y nacional en la provincia, según indica en un comunicado el Colegio de Ingenieros.

Ante el debate público reabierto por las propuestas surgidas sobre un cambio de emplazamiento de la citada estación, que la sacaría del centro urbano y la llevaría junto a la Rotonda de Europa, el Colegio ha querido hacer valer su informe, que, según recuerda, fue elaborado desde "una perspectiva únicamente técnica para la correcta consecución de esta infraestructura".

Entre sus principales conclusiones, los ingenieros apostaban por el mantenimiento de la estación de Granada en su ubicación actual, por su centralidad urbana y porque garantiza la intermodalidad con el resto de modos de transporte público colectivo en el mismo instante en que se pusiera en marcha la línea de Alta Velocidad.

Según destacan, en el entorno de la estación se unifican los dos principales corredores de transporte público urbano: el Camino de Ronda y el eje Centro (Constitución-Gran Vía-Reyes Católicos--Acera del Darro); así como las cabeceras de los servicios interurbanos del Area de Granada, lo que facilitaría las transferencias entre ellos.

En opinión de la Comisión, cualquier otra ubicación requerirá de la ejecución de nuevas infraestructuras de acceso para los transportes públicos, lo cual a corto-medio plazo "resulta inviable por el desembolso económico y por los plazos necesarios para alcanzar una plena operatividad".

"Esta larga demora supondría no cumplir con la cláusula segunda del Protocolo suscrito por el Ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) para la remodelación de la Red Arterial Ferroviaria de Granada (20/2/2008), que establece: Asegurar la adecuada intermodalidad de los distintos medios de transporte", añade el informe.

Sin demora

Bajo este mismo principio, los expertos sugieren el traslado de la estación de autobuses de Granada junto a la del AVE.

Los redactores del informe planteaban, ante la "crítica" situación de las arcas públicas, aplazar el soterramiento de la estación y del tramo ferroviario de la Chana y optar en una primera fase por una estación en superficie como solución inicial para no demorar la puesta en marcha de la línea de Alta Velocidad en Granada.

Los recursos disponibles en la actualidad para la llegada del AVE deben concentrarse, han subrayado, en la finalización de los tramos del corredor AVE, así como en una estación en Granada en superficie que permita albergar dichos servicios y que sea compatible con su futuro soterramiento sin tener que interrumpir el tránsito ferroviario. La actuación debe permitir a su juicio la amortización de la infraestructura desde el mismo instante en que concluya su ejecución.

El estudio contempla la exclusión de los servicios ferroviarios de mercancías de la estación de Granada y su traslado al Area Logística de Granada, proyectada junto a los nudos principales de acceso viario a la ciudad. Estas actuaciones permitirán en un futuro a la ciudad recibir exclusivamente tráfico de viajeros a través de un único corredor ferroviario y soterrado, con un sistema de seis vías de las que cuatro se destinarían a la Alta Velocidad, auguran los ingenieros.

No obstante, matizan que para independizar estos servicios, debe ejecutarse previamente la variante de la línea de la Moreda desde Albolote hasta el Area Logística, así como las conexiones ferroviarias de este nuevo corredor y la Terminal Intermodal en ella prevista.

Esta fórmula garantizará, aseguran, el aprovechamiento de las potencialidades del Corredor del Mediterráneo.

La Demarcación ha convocado de nuevo a la Comisión Informativa Colegial con objeto de analizar las nuevas ubicaciones planteadas y aportar "una valoración independiente y profesional".

Fotos

Vídeos