ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 27 || Mañana 10 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Comisión Nacional autoriza a dos granadinos a investigar con células madre

GRANADA

La Comisión Nacional autoriza a dos granadinos a investigar con células madre

José Luis García y Pedro Leal, de Genyo, trabajan en el PTS en la cura del cáncer o la hemofilia, y en crear tejidos vasculares

19.09.12 - 10:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Comisión Nacional autoriza a dos granadinos a investigar con células madre
Pedro Leal (de pie) junto a su equipo, Rosa Montes, Óscar Navarro y Pablo Menéndez, después de conocer que tienen luz verde. :: Á. P.
La Comisión Nacional de Garantías para la Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos, órgano adscrito al Instituto de Salud Carlos III, autorizó en una reunión celebrada ayer por la mañana dos nuevos proyectos andaluces de reprogramación celular para el centro Genyo de Granada, puntero a nivel internacional. Los estudios que se llevarán a cabo en el Parque Tecnológico de la Salud han pasado la dura criba ética. Los miembros de la Comisión son especialistas en investigación en terapia celular, medicina regenerativa, bioética y derecho vinculado con temas biomédicos.
La misión de ese órgano es asesorar y orientar sobre la experimentación con muestras biológicas de naturaleza embrionaria humana, así como contribuir a la actualización y difusión de los conocimientos científicos y técnicos. Asimismo, entre sus funciones está valorar y autorizar el desarrollo de los proyectos de investigación presentados por las comunidades autónomas.
Ahí es donde Granada triunfó ayer a través de dos nombres propios, un dúo de científicos que a partir de ahora se podrán mover para conseguir fondos y avanzar en un delicado y esperanzador campo en el que gran parte de la sanidad tiene puestas sus esperanzas. El primero de los autorizados es el proyecto ‘Retrotransposición del elemento móvil LINE -1 en células somáticas humanas’. Está dirigido por los doctores José Luis García Pérez (Granada, 1974) y Thomas Widmann. El andaluz, elegido recientemente como uno de los investigadores con mayor potencial del mundo y Medalla de Andalucía, es hijo del conocido oncólogo José Luis García Puche y se encontraba ayer trabajando en Estados Unidos cuando recibió la noticia.
Muy contento –tan solo tiene 37 años–, explicó a IDEAL que la línea de investigación que seguirá es la misma que hasta ahora ha llevado, pero incluyendo las células madre. «Estamos desarrollando un modelo que nos permita conocer en qué células se produce la movilidad de un tipo de ADN, el LINE-1. Al menos la mitad del genoma humano se ha generado por la actividad de trozos de ADN que son capaces de moverse dentro de los genomas. Cada evento de movilidad aumenta el tamaño del genoma. Los seres humanos no son una excepción. El interés en la salud radica en que diversas enfermedades (cáncer, hemofilia, distrofia muscular, ...) son producidas porque estos trozos de ADN móvil al insertarse de nuevo interrumpen algún gen y por tanto algún proceso celular», explicó.
Ambos, menos de 40 años
«El uso de células madre, debido a su potencial de generar cualquier tipo de célula del cuerpo, nos va a permitir un análisis exhaustivo de qué tipos celulares son mas receptivos a la actividad de LINE-1 y, por tanto, tienen más posibilidades de provocar algún tipo de enfermedad. A largo plazo, conocer estos detalles básicos en Biología nos permitirá desarrollar mejores herramientas terapéuticas para el tratamiento de patologías humanas», apuntó.
El segundo de los estudios autorizados tiene como investigador principal al doctor Pedro Real Luna, un gaditano afincado en Granada desde 2009, de 36 años y padre de dos hijos. Su proyecto se titula ‘Implicación del regulador transcripcional SCL en la diferenciación de células madre pluripotentes humanas a linaje endotelial (PRE12-03)’. Ayer se encontraba en su laboratorio del PTS cuando recibió la noticia de que su trabajo –que ya tenía algunos fondos concedidos por la Junta de Andalucía– había recibido luz verde por parte de la Comisión Nacional.
El bioquímico explicó que trata de generar células y tejidos que forman los vasos humanos (arterias, capilares, venas...). Las células progenitoras endoteliales (el endotelio es un tejido que recubre el interior de todos los vasos sanguíneos) son actualmente un campo de continuo debate y su potencial terapéutico en la regeneración vascular es enorme. «Su principal aplicación es el tratamiento de patologías cardiovasculares (infartos de miocardio e isquemias), que suponen la principal causa de muerte a nivel mundial (30%)», ilustró.
En la actualidad ya existen ensayos clínicos que emplean las células endoteliales como terapia para el tratamiento de dichas patologías. Sin embargo, la principal limitación es el escaso número de ellas que se obtiene de manera convencional a través de donantes sanos y el elevado número de células requerido para su eficacia en vivo, para reparar los daños del paciente.
Es ahí donde entran «las células madre embrionarias humanas» –las autorizadas ayer para ser usadas por Pedro–, que tienen la capacidad de crecimiento ilimitado in vitro. «Se autorrenuevan y se pueden diferenciar hacia todos los tipos de células de los adultos, incluido el linaje endotelial. Por consiguiente, la ‘creación’ de células para los vasos sanguíneos in vitro a partir de células embrionarias se convierte en una estrategia terapéutica prioritaria que podría acabar con una de las mayores limitaciones actuales, el gran número de células requeridas hasta ahora para el uso terapéutico», avanzó el joven.
En Tuenti
Descuentos
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.