ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 15 || Mañana 10 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Clara Schumann convierte la pasión por la música en un doodle colorista

doodle

Clara Schumann convierte la pasión por la música en un doodle colorista

El último doodle homenajea a la mejor intérprete femenina del siglo XIX

13.09.12 - 20:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Clara Schumann convierte la pasión por la música en un doodle colorista
Clara Schumann y su piano son los protagonistas del doodle más familiar y colorido de Google donde las letras del buscador se dibujan entre los niños que la rodean mientras ella toca el piano. Clara Schumann fue una pianista destacada del siglo XIX. El público europeo la consideraba en el nivel de Franz Liszt o Sigismund Thalberg, famosos pianistas virtuosos de aquella época. Clara Schumann fue admirada por otras personalidades de la época como: Goethe, Felix Mendelssohn, Frederic Chopin y Niccolò Paganini. Además de ser pianista, Clara Schumann escribió su propia música y editó varias obras de su esposo. Estuvo casada con Robert Schumann, uno de los más importantes compositores del Romanticismo alemán. También tuvo una segunda boda con Johannes Brahms, otro gran compositor del siglo XIX, con el que Clara Schumann cultivó una amistad que duró hasta la muerte. Clara Schumann tuvo una gran fortaleza espiritual que le permitió soportar una vida dura como artista y llena de tragedias en el ámbito personal, como la separación de sus padres, la muerte prematura de varios de sus hijos y el intento de suicidio y la posterior muerte de su esposo. Pero también tenía algunas inseguridades.
Clara Schumann no compuso mucho pero las obras que se conservan de ella tienen gran mérito. Sus composiciones fueron para: piano solo, canciones para voz y piano, música de cámara y para orquesta. Las razones por las que no se dedicó en mayor grado a la composición, a pesar de su talento evidente, fueron varias, entre ellas su carrera de concertista, sus ocho hijos, la devoción por su esposo y el papel de la mujer en el siglo XIX. Clara Schumann tuvo una formación musical privilegiada, lo que junto con su comprensión musical y habilidad le permitieron abordar exitosamente la composición. Clara Schumann dudaba de su talento como compositora, no se consideraba bella, e incluso como pianista, después de escuchar a Franz Liszt -quien, por cierto, la admiraba y la reconocía como gran pianista y compositora- pensaba que, si bien tocaba mejor que las pianistas de la época, no tenía nada que hacer frente al virtuoso húngaro.
Clara Schumann fue una mujer fuera de serie en muchos aspectos. En aquel entonces era frecuente encontrar "niñas prodigio" que tocaban muy bien obras de gran dificultad y conquistaban al público amante de la música. La carrera de Clara continuó en los más altos niveles profesionales hasta pocos años antes de su muerte. Realizó alrededor de cuarenta giras de conciertos por el continente europeo y en todos lados era recibida con los más altos honores. Fue una profesional en el sentido económico también: cobraba dignamente, igual que los otros virtuosos de la época, pues fue por mucho tiempo el único soporte de la familia. Aquí pueden escuchar uno de sus conciertos:
Clara Schumann fue la hija menor de Friedrich Wieck y Marianne Tromlitz. Su padre era un reconocido maestro de piano y tenía un negocio de venta de partituras y de pianos. Su madre era una renombrada cantante y pianista. Su padre planeó para Clara Schumann una vida de concertista. Se preocupó por darle una formación completa, desde muy niña, con los mejores maestros disponibles: además de piano estudió canto, violín, instrumentación, contrapunto y composición. Friedrich le inculcó a su hija una férrea disciplina y actuó como su agente promotor para conseguirle presentaciones en Europa. Dio su primer recital en la Gewandhaus de Leipzig -una sala de conciertos de gran renombre hasta nuestros días- a los 11 años y al año siguiente se fue de gira a París, con bastante éxito. Ese mismo año, se publicó en Alemania una obra de Clara Schumann titulada Cuatro polonesas para piano. Dos años más tarde, en 1833, comenzó la composición de un concierto para piano, que terminó en 1835 y fue publicado en 1837.
Clara Schumann ha sido considerada como una de las mejores pianistas de la Historia. Su estilo, vitalista y seguro, es homenajeado por Google y fue proclamado como 'celestial' por numerosos críticos alemanas aún en vida de la compositora. Sin embargo, la fama de Clara Schumann se vio supeditada a la creciente importancia de su esposo, como crítico y como origen de una de las corrientes más importantes de la música alemana del siglo XIX. Particularmente después de la muerte, Clara no se anduvo con rodeos a la hora de defender el propio legado de Robert Schumann. Así, publicó las obras completas de su esposo años después de su muerte y sacó a la luz un compendio de obras que sorprendió a los contemporáneos.
Su amistad con Liszt, uno de los grandes pianistas del XIX, fue también tormentosa. A pesar de que el pianista había recogido el legado de Robert Schumann, desarrolló un estilo interpretativo más cercano a los valores de Wagner. Clara Schumann, en la corriente opuesta como pensadora e intérprete, mostró su oposición y fue la punta de lanza de las críticas hacia Wagner y Liszt.
El abandono posterior, debido a los enfrentamientos con Wagner, un puntal imprescindible para conocer la música del primer Reich, obligó a Clara Schumann a centrarse más en el magisterio en el Conservatorio de Frankfurt y a la publicación del legado de su marido que a la propia interpretación. No obstante, tal y como Google homenajea en su doodle, la artista logró traspasar las épocas a través de sus críticas, interpretaciones y discípulos hasta convertirse en una de las más conocidas compositoras.
Doodles
Los doodles son 'garabatos' (traducción literal de doodle.) que decoran las letras de Google de una manera original y que remarcan algún evento relevante o delicioso, como el aniversario de la creadora de Pippi Calzaslargas, el nacimiento de Robert Louis Stevenson, el de Charles Dickens o el cumpleaños del genial músico Manuel de Falla.
Desde que jugamos al genial Pacman en su 30 aniversario, han llegado doodle. absolutamente fantásticos. Nuestros favoritos, sin duda, son la magnífica biografía de Charles Chaplin, la guitarra de Les Paul y el glorioso videoclip de Freddie Mercury.
También jugamos con los muñecos de Jim Henson, aunque, con la plastilina de Art Clokey y nos ilusionamos con la magia de Mary Blair.
Los primeros doodle. de 2012 fueron para Charles Addams, padre de la Familia Addams y Luis Coloma. También viajamos con el doodle. infinito de Hertz y leímos con la Biblioteca Nacional de España. Aunque el que más cariño ha cosechado es el animado doodle. Por el Día de San Valentín, cuyo vídeo os añadimos aquí.
En marzo Google no paró de mostrar un doodle detrás de otro, como el colorido doodle para festejar el inicio de la primavera. También celebró el bicentenario de la Constitución, más conocida como 'La Pepa'. Hubo otro doodle para Juan Gris, pintor del cubismo. Por último, Ludwig Mies van der Rohe también contó con un interesante doodle. Aquí os dejamos un vídeo que recopila los mejores doodle hasta la fecha.
Lista destacada de doodle.
En Tuenti
Descuentos
El blog de ideal.es sobre cine (o algo parecido... [+]
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.