ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 18 / 36 || Mañana 20 / 38 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Los otros lemas de Granada

GRANADA

Los otros lemas de Granada

Los muros de la ciudad son un escaparate repleto de ripios dignos de conjugar un himno alternativo

23.02.12 - 21:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Si una noche de invierno un viajero llegara a la ciudad no hay duda de que los altos muros de la Alhambra le traerían a la memoria los versos que pasan por ser el lema oficioso de la capital nazarí: "Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada". El poema sigue estando presente en el imaginario de cualquiera, visitante o residente, que recorra las calles de la ciudad.
Sin embargo, los tiempos cambian y los muros de Granada, repletos de frases imaginativas y contundentes, también. No es algo ajeno a la esencia del hombre que desde Altamira a las ruinas de Pompeya parece decidido a dejar su impronta sobre cualquier superficie en la que convive. Y los granadinos no son menos. A los pies de Sierra Nevada, las paredes de la ciudad son un periódico alternativo, un medidor del estado de la sociedad en el que apenas reparan los más veloces.
Las frases son para todos los gustos: desde sentencias anarcofeministas a declaraciones de amor, pasiones musicales, bromas e insultos a la realidad política del país que ocupan muros en todos los barrios, pero especialmente en la zona de Elvira. "Al pasar el coche me dijo el cochero, la próxima vez ni pito ni freno" se puede leer en la calle, con un puntito de 'malafollá' granadina. Un aguijonazo con un deje musical evidente que comparte espacio con otra pintada mucho más positiva: "Muchas calles conforman una ciudad, si se logra cambiar esta... algo más se logrará".
Las hay más poéticas, como la que está escrita junto a uno de los viejos aljibes del Albayzín: "Sueño y realidad, sigue tu instinto...". El aroma a Kerouac despista a los turistas que, perdidos por el barrio, llegan hasta el lugar. Y no es el único, unos metros más abajo, hacia Calderería Vieja alguien avisa a los referentes culturales de nuestra época: "Intelectual, aprende a morir". Quien sabe si Kierkegaard o algún que otro escritor del pesimismo debería haber tomado más en serio el consejo granadino.
Otras aluden a lo artístico, como la pintada que ocupa uno de los edificios que dan a la Gran Vía: "Anuncios no, Arte sí". No obstante, las más usuales se alejan de la carga 'cultureta' para pasar a la llamada directa de agitación social. "El paro mata" o "Sonría, está siendo vigilado" siguen los parámetros clásicos que inculcaron las escuelas propagandisticas del XX. Sencillez, armonía, precisión.
Al margen de debates -¿la pintada es un arte o una mancha?- lo cierto es que los muros de Granada hablan a diario de una realidad tan extraña como propia; un conjunto de lemas alternativos y actuales que explica tambien cómo somos y qué nos importa.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los otros lemas de Granada
Descuentos
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.