Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

09.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
977 muertos. Ésta es la cifra de fallecidos por la gripe A registrados en el Hemisferio Sur durante el invierno austral, que comenzó oficialmente el 21 de junio y está a punto de finalizar. Será el 21 de septiembre, el mismo día en el que, en la mitad Norte de la Tierra, arrancará el otoño, época que favorece la expansión de virus.
En sí misma la cifra de casi 1.000 muertos que suman Argentina, Perú, Chile, Uruguay, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica puede no decir nada. Sin embargo, supone un tercio del total de fallecidos desde el inicio de la epidemia, según el balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, son víctimas de países que han tenido que afrontar sin vacuna la primera pandemia del siglo XXI y, a excepción de Australia y Nueva Zelanda, con una red sanitaria muy inferior, en términos de calidad y cantidad, a la de los países del Norte.
Prueba de ello es que con 150.000 casos de contagio, los muertos registrados en España son hasta el momento 25, una cifra que está muy lejos de las facilitadas por los países de Sudamérica y, en concreto, de Argentina. El Ministerio de la Salud de este país ha admitido ya 512 fallecidos. Esto supone la tasa de mortalidad más elevada y deja en evidencia los problemas de la salud pública de esta nación.
¿Qué niveles puede alcanzar la epidemia en España cuando se alcancen los picos de contagio típico del otoño e invierno? Los responsables sanitarios, desde la ministra Trinidad Jiménez a los diferentes consejeros autonómicos, se curan en salud, es decir, evitan hacer previsiones y se limitan a señalar que el país está preparado para hacer frente a una gripe menos letal que la estacional.
La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, se dirigió ayer de forma específica a las embarazadas. Dado que este colectivo constituye uno de los grupos de riesgo, recordó que de todas las mujeres gestantes que han contraído la gripe, sólo dos han tenido complicaciones graves (ambas fallecieron). Jiménez comentó que «hay embarazadas que han pasado la gripe A y han acudido a su médico, se les ha vigilado de forma más intensa y no ha pasado nada».
La ministra comentó que la UE está a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento autorice las vacunas de GSK y Novartis, para empezar a inocular a los grupos de riesgo contra el virus AH1N1 en noviembre. En esta misma línea, añadió que el antídoto puede estar disponible en las farmacias para diciembre, por lo que «las personas podrán comprarla en las farmacias si lo necesitan» aunque en el Sistema Nacional de Salud «habrá vacunas de sobra».
Por su parte, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, anunció la puesta en marcha de una página web que facilitará a los hospitales el control de la población afectada por gripe A. «Garantizaremos que las personas contagiadas y hospitalizadas estén controladas y tengamos una historia clínica sistematizada para investigar con la mayor eficiencia», dijo.
Por otra parte, el pleno de la Comisión Mixta de Coordinación del Instituto de Salud Carlos III abordó ayer el nuevo programa de investigación de la gripe A, impulsado por el Ministerio de Ciencia y coordinado por Sanidad. Este programa potenciará el trabajo de los más de 200 científicos biosanitarios implicados actualmente en España en el estudio de la enfermedad en organismos públicos de investigación (OPIs), universidades y hospitales.
Andalucía, «preparada»
Andalucía, asegura la Junta, «está preparada» para afrontar la situación. La consejera de Salud, María Jesús Montero, recordó ayer que la comunidad ya ha reservado 35 millones de euros para la compra de vacunas, que cubrirán a un 40% de la población andaluza, un porcentaje ampliable hasta el 60%. Subrayó, no obstante, que en el caso de la gripe A lo idóneo es reforzar la higiene y los hábitos de vida saludables más que gastar recursos públicos en la compra de mascarillas o de medicamentos cuya eficacia carece de base científica.
Los grupos de riesgo que serán los primeros en ser vacunados están integrados por 800.000 enfermos crónicos, 100.000 embarazadas, 100.000 trabajadores sanitarios y 200.000 miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Enfatizó, además, que en Andalucía no se dispensará este medicamento hasta que su eficacia e inocuidad esté científicamente demostrada.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Videos de Costa
más videos [+]
Costa
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS