Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Provincia

Provincia-Granada

Durante muchos años fue conocido por la bondad de sus aguas sulfurosas
23.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cástaras levanta un balneario en los Baños del Piojo para apostar por el turismo de salud
Estado del antiguo molino que también será rehabilitado. / RAFAEL VÍLCHEZ
Las aguas minero-medicinales de Lanjarón, Pórtugos, Cástaras, La Taha, Cádiar, Válor y otros municipios de la Alpujarra constituyen un valioso patrimonio ambiental, socio-económico y cultural. Consciente de su importancia y para apostar por el turismo de salud, el Ayuntamiento de Cástaras, presidido por Jesús Alberto Carbelo, está recuperando los Baños del Piojo y construyendo en el mismo lugar un balneario. Además, junto a la estación termal, se está restaurando un antiquísimo molino de aceite.
Griegos, romanos y árabes practicaron en nuestro país las aguas minero-medicinales declaradas de utilidad pública. Rodeado de silencio y paz, entre la frondosidad vegetal y con vistas a la Sierra de la Contraviesa, se encuentran los Baños del Piojo y un viejo molino de aceite. Cástaras es uno de los pueblos más tranquilos y preciosos de la comarca, situado a 1.022 metros de altitud. Los Baños fueron descubiertos hace varios siglos. Para acceder a este centro termal y realizar las obras se ha creado una pista de algo más de un kilómetro.
Una vecina de Cástaras, María Almendros, indicó que ella se bañó en ellos. «Estos baños dejaron de funcionar hace medio siglo. Recuerdo que acudían muchas personas de otros pueblos. Gracias a las aguas, mi hermana se curó de unas pupas que le salieron en las piernas. Don Rosendo, el médico de Bérchules, recomendaba mucho estas aguas con capacidad curativa y buenas para los problemas de reúma o la piel».
El veterano párroco de Cástaras, don Jaime, también recuerda cuando la estación termal de su pueblo se anunciaba en unos cartelillos con el nombre de Baños de la Salud. «En plena Guerra Civil bajaba yo con mis hermanas a ellos. El dueño primitivo de los baños, finca y molino se llamaba Seferino Navarrete. Era muy religioso y la herencia pasó a sus hijos. En las casas grandes se hospedaba la gente pudiente aunque había también casillas para los pobres que querían curarse y carecían de dinero».
Buenas aguas
El centro termal de Cástaras, de aguas cálidas y sulfurosas, se enmarca en el Plan de Desarrollo Turístico de la Mancomunidad de la Alpujarra que aglutina los proyectos en otros municipios. En diciembre de 2003 se firmó el convenio de colaboración entre la Junta, la Mancomunidad de la Alpujarra y la Asociación Turismo Alpujarra para poner en marcha el balneario de Cástaras.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS