Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

PREMIO ALFAGUARA de novela

'El viajero del siglo' compara la Alemania posterior a Napoléón con la Europa actual

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Andrés Neuman, ayer, en su casa, donde recibió la noticia./ LUCÍA RIVAS
El escritor granadino nacido en Buenos Aires Andrés Neuman (1977) ha obtenido el Premio Alfaguara de Novela 2009, dotado con 133.306 euros, por la obra 'El viajero del siglo'. La noticia le sorprendió a Neuman en su domicilio de Granada, desde el que tuvo que atender a la prensa hispanoamericana (allí este certamen es uno de los más medíaticos) a través de una videoconferencia. Estaba completamente desbordado y sorprendido por la maquinaria de un galardón que pondrá su novela en todas las librerías en lengua española: las de acá y las del otro lado del Atlántico.
Las paradojas de la vida, porque Neuman publicó por vez primera gracias a un certamen llamado 'Los nuevos de Alfaguara', un concurso literario destinado a los autores noveles. «Este detalle no lo sabían ni los de la editorial», comentó pletórico el escritor. «En aquella ocasión estaba en el Instituto en Granada y me sacaron de clase», confesó. Fue su bautismo en los premios literarios y el comienzo de una carrera sembrada de galardones, aunque siempre de finalista, con 'Bariloche' (Premio Herralde) y 'La vida en las ventanas' (Premio Primavera). «¡Quién me iba a decir que quince años después de aquello ganaría el Alfaguara!», decía anoche.
El jurado, presidido por Luis Goytisolo y compuesto por Ana Clavel, Carlos Franz, Julio Ortega, Gonzalo Suárez y Juan González, destacó «la ambición literaria y la calidad de una novela que recupera el aliento de la narrativa del siglo XIX, escrita con una visión actual y espléndidamente ambientada en la Alemania post-napoleónica».
El carácter hispanoamericano del certamen de Alfaguara fue lo que le hizo presentarse a este premio, «porque han sido seis años de trabajo en esta novela y quería hacer algo especial con ella, y soy consciente de lo caros que son los libros españoles que se distribuyen en Hispanoamérica, lo que no ocurre con los de esta editorial».
Actualidad
'El viajero del siglo' es una novela total en su sentido más literario, «porque es una reflexión sobre la literatura del siglo XIX con los recursos de la novela contemporánea y de las vanguardias», comentó. «Está claro -añadió- que ya no se puede escribir de manera decimonónica, pero sí revisitar aquella novela desde el siglo XX».
Neuman sitúa la acción de su 'viaje literario' en la Alemania post-napoleónica, el escenario de la llamada Restauración, «porque es un momento que se parece a la creación de la Unión Europea». Según Neuman, «Europa se construye sobre el proyecto de Napoleón, aquella idea de unir a todos bajo las ideas revolucionarias, un proyecto que tenía todo lo bueno y lo malo de la izquierda».
Esa unión entre la historia reciente de la 'vieja Europa' y la actualidad viene a través de la idea de que «vivimos las ruinas de la izquierda tradicional y comunista, y sobre ellas se ha construido una Europa que es una especie de 'trust' empresarial conservador». «Ese gran proyecto de una Europa transnacional -explica- se ha convertido en una pesadilla, donde tienen el poder los gobiernos conservadores».
'El viajero del siglo' es un diálogo entre la educación sentimental actual y sus orígenes, entre la novela clásica y la narrativa moderna. Comparando el pasado y el presente global, el relato analiza los conflictos actuales: la emigración, el multiculturalismo, las diferencias lingüísticas y la emancipación femenina. Y además, tiene ciertas notas de humor, «porque me gustan las situaciones en las que confluyen lo dramático y lo cómico». Neuman tiene que colgar. Son casi las diez de la noche y no ha comido nada. Lo llaman otra vez. Su hermano Diego aún no ha dado con él. Tampoco la poeta Erika Martínez, su compañera. Lo comprende porque ella ganó el RNE de Poesía.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
El blog de ideal.es sobre cine (o algo parecido... [+]
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS