Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Provincia

Provincia-Granada

La Fundación Gypaetus y el Ayuntamiento de Castril acudirán a los tribunales por la muerte de dos quebrantahuesos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La corta vida de 'Segura ' y 'Cazorla'
El 25 de abril era abatida a tiros una hembra de quebrantahuesos, 'Segura', y hace sólo unos días fallecía envenenada otra hembra, 'Cazorla'. Las dos perdían la vida en el coto de Castril. Estaba y está claro que la mano del hombre anda detrás de estas muertes y la Fundación Gypaetus, creada en Jaén y encargada de reintroducir el quebrantahuesos en Andalucía, está peleando para que se haga justicia ante estos casos, que han dejado la población de quebrantahuesos reducida a seis pollos, de los cuales sólo uno es hembra.

Gracias a esa lucha, hace unos días conseguían un hecho «histórico», tal y como lo calificaba el coordinador de la Fundación, José Eugenio Gutiérrez. Y es que el Ayuntamiento de Castril, donde murieron las dos aves, (ambas soltadas en el Parque de Cazorla), aprobaba por unanimidad en un pleno extraordinario personarse como acusación particular en los procesos judiciales por la muerte de los pollos. Se trata de dos procesos, uno de los cuales ya está abierto contra un ganadero del coto, que está siendo investigado por su presunta implicación en la colocación de cebos envenenados.

Es la primera vez que un Ayuntamiento se presenta como acusación particular en un caso por cebos envenenados. Además, hay que celebrar la creación de la 'Red de Municipios contra el veneno', puesta en marcha también por la Fundación Gypaetus y que aglutina a 31 municipios del Parque de Cazorla, Segura y Las Villas, de Castril y sus aledaños.

Un golpe difícil

Esta red busca que los municipios se impliquen en la lucha contra el veneno y establece como uno de los puntos a cumplir por los socios, que se presenten como acusación particular cuando se produzca envenenamiento. Castril ha cumplido su palabra. «Estamos muy satisfechos ante la decisión del Ayuntamiento. Necesitábamos interlocutores en el mundo rural en la lucha contra el veneno», dice el coordinador de la Fundación.

Lo que está claro es que estas dos muertes, más una tercera de tipo natural también en una hembra, en sólo siete meses, han sido «un golpe complicado difícil de encajar» para esta fundación que desde hace tres años ha realizado una inversión económica y humana muy grande en lo que ha venido en llamarse 'Proyecto Life'.

José Eugenio Gutiérrez reconoce que la pérdida de estas tres hembras ocasiona ciertos trastornos en el proyecto, pero ninguno que no se pueda solucionar con más trabajo. «En la próxima reintroducción que realicemos tendrán que primar las hembras, pero este proyecto está sentado sobre unas bases muy sólidas y enfocado a largo plazo».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS