Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Granada

GRANADA

El poeta aseguró en su primera clase tras la condena que había sido «incapaz de defender la verdad»

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
EXPECTACIÓN. El poeta ofreció ayer su clase aplaudido por sus alumnos y amigos y rodeado de periodistas. /RAMÓN L. PÉREZ
«Tengo que hablar con el rector y estoy convencido de que entenderá mis razones para abandonar la Universidad de Granada», comentó el poeta Luis García Montero a los medios concentrados en la que fue su primera clase tras ser condenado por injuriar a un profesor, en una sentencia firmada por el juez Miguel Ángel Torres.

El aula registró un lleno de más de un centenar de personas entre alumnos y amigos del catedrático de Literatura, que quisieron manifestarle su apoyo ante los últimos acontecimientos. «No es una postura contra la Universidad, porque creo en la enseñanza pública y en libertad y no quiero coartar la libertad de cátedra», añadió. La clase se inició con la intervención del profesor de Filosofía del Derecho y amigo del poeta Mariano Maresca, quien leyó un manifiesto de apoyo a García Montero, en el que ya se habían adherido autores como Benjamín Prado, José Manuel Caballero Bonald y cantantes como Joaquín Sabina y Miguel Ríos. «...nos sentimos condenados por esa misma sentencia y queremos hacer público nuestro refrendo a la fecunda trayectoria del catedrático Luis García Montero, al valor de su magisterio y a su contrastada defensa de la dignidad de las personas y las instituciones libres. Perdemos a alguien muy valioso y nos quedamos con lo que hay. Y no sabemos callarnos», concluye el manifiesto.

El documento se encuentra 'colgado' en la página web del Festival Internacional de Poesía de Granada (www.fipgranada.com), una institución que se ha erigido en defensora de García Montero y que incluso llegó a promover una colecta para sufragar los 3.000 euros por los daños morales causados a la víctima y los 1.850 euros de multa. Además fue el FIP quien propuso a Luis García Montero para el Premio García Lorca de Poesía.

«Hoy tocaba en clase un primer acercamiento a la obra 'Mariana Pineda', de García Lorca, pero no se si la emoción que tengo me permitirá dar una clase normal, porque lo que quiero es dar las gracias a quienes me han apoyado», comentó el catedrático nada más empezar la sesión académica. Tras hacer mención a la responsabilidad del intelectual ante la memoria, «a que no se puede manipular» y hacer un alegato por la enseñanza pública y en libertad, dijo: «No he querido coartar la libertad de nadie y he sido incapaz de defender la verdad ante los alumnos y mis lectores». En este sentido se refería al contenido del artículo publicado en 'El País' y donde el poeta vertía sus acusaciones al profesor de su mismo departamento «que viene sosteniendo, desde hace años, que Lorca era un fascista asesinado por los suyos y que Ayala fue un valedor del fascismo», según se recoge también en el manifiesto de apoyo al autor de 'Habitaciones separadas'.

Góngora y Quevedo

«Me responsabilizo de lo que he dicho y estoy tranquilo y seguro de lo que hago y no hago», indicó. «En la vida se me ocurriría meter a un juez en una disputa literaria», añadió. García Montero leyó una serie de poemas, entre ellos uno que dedicó al poeta y desaparecido amigo Javier Egea.

El catedrático concluyó la clase con una invitación a sus alumnos: «Si alguno de vosotros quiere saber algo sobre Góngora, que pregunte en los juzgados, o bien sobre un nuevo autor llamado López de Vega». García Montero se refería a la sentencia redactada por el juez Miguel Ángel Torres, en la que se cometía la errata referida a Lope de Vega y en la que recordaba las disputas entre Góngora y Quevedo.

Los hechos se remontan a una discusión producida durante una reunión del Departamento de Literatura de la Facultad de Letras de Granada para decidir el candidato al Premio García Lorca. En aquel encuentro, el poeta y profesor José Ortega, más conocido como Narzeo Antino, propuso al artista granadino Curro Albaicín, y José Antonio Fortes secundó la línea irónica, a lo que respondió Luis García Montero. Se produjo una fuerte discusión con insultos y numerosos reproches. Al tiempo, García Montero publicó un artículo con acusaciones a Fortes y en el que relataba las tesis de su colega sobre García Lorca y Francisco Ayala. Pasado seis meses, José Antonio Fortes presentó la denuncia, y ahora se ha producido la sentencia.

El homenaje de la primera clase del poeta tras su anuncio de 'exilarse' de la Universidad de Granada, se convirtió en una concentración de escritores y artistas granadinos, entre ellos los cantaores Enrique Morente y Juan Pinilla; el artista Juan Vida; los poetas Ramón Repiso, Miguel Ángel Arcas, Juan Carlos Abril, Fernando Valverde, Daniel Rodríguez Moya, Jose Carlos Rosales, Alfonso Salazar, Milena Rodríguez; y el realizador José Sánchez Montes. Además, acudió una amplia representación de Izquierda Unida, coalición en la que milita García Montero. Entre el público también se encontraba Juan García Montero, hermano del poeta y concejal delegado de Cultura del Ayuntamiento del PP en Granada.

IDEAL intentó sin éxito y en reiteradas ocasiones ponerse en contacto con el profesor Jose Antonio Fortes, quien, al parecer, prefiere guardar silencio.

jltapia@ideal.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS