Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |

Granada

un paisano en la eurocopa

Juanma vuelve a su casa y escribe "todos llevamos un trocito de la Eurocopa en nuestro corazón"
30.06.08 - 21:52 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
19:53. Señores, de vuelta estamos con la Copa. Bueno tampoco es exactamente así, por más que quisiese los jugadores no la hubieran soltado. Hacen bien, ellos la lucharon aunque todos llevamos un trocito de ella en nuestro corazón.
Como ya sabrán aquellos que se han molestado por leer mis pequeñas andanzas. Ayer disfrute en el Prater de Viena de la entronización de la Roja. Ahora nos toca reinar en Europa durante al menos dos años. ¿El partido? Creo que el match de Alemania-Portugal le vino muy bien a nuestros jugadores. Fue un toque de atención. Portugal se creyó mejor que Alemania y en uno de los clásicos arreones de todo equipo nibelungo se vio 2-0 abajo y con el partido prácticamente perdido. Les gusta enfriar los partidos y de pronto acelerar el ritmo del partido para luego volver a enfriar. Eso desconcierta a los rivales. Nosotros teníamos el talento y ellos ese gen alemán que les hace bueno su dicho de “el futbol lo inventaron los ingleses pero siempre ganan los alemanes”. España tenía que salir muy enchufada y concentrada, sin errores. Así fue, y la victoria fue nuestra.
¿Las emociones en el estadio? Estos partidos pasan rapidísimo, apenas tienes tiempo de saborearlos. Los vives con tanta intensidad, con tanto grito, que no te das cuenta de cómo pasan los minutos.  Sin embargo, Kid Torres marco y esos segundos permanecerán en mi mente y corazón para toda la vida: Fue la locura. Saltos, abrazos, besos y mucha lagrima.  Los gritos rayaron la histeria,  los canticos hasta ese momento muy cohesionados  se convirtieron en rugido casi fanático. Hasta ahí los alemanes que eran superiores en una proporción aproximada de tres a uno nos superaban cuando agitaban sus gargantas, y desde ese momento, solo se nos oía a nosotros.
¿Os dije que me volvieron a requisar el megáfono?, jajaja. Me temo que no. Ups, si, en el primer control, me cachearon-madre mía que cacheos con mas intensidad dan los austriacos/as-, y…...”excuse me, open the bag”.  Mira que lo había escondido, tapado por unas cuantas prendas pero nada, que estos chicos de Centroeuropa-espero que mi sobrino ya sepa donde esta “eso”- son muy profesionales. Otra vez a la consigna, si esto dura dos partidos más me hago íntimo de los chicos de tal función.
"Amigos para siempre"
Al terminar al partido, aquello fue una mezcla de “amigos para siempre” y “all my loving”, allí el personal dándose abrazos  con el que tenía al lado. Detrás de la valla, en el nivel superior tenia un chico de unos 25 años con una papel que ponía:” Mamá, estoy en la biblioteca”. Pues él y yo nos cruzamos unas cuantas miradas y cerramos los puños diciendo: ¡Toma, somos campeones! Cantamos el clásico de Queen, “We´re  the Champions” y luego a bailar lo que se escuchaba. ¿Mi sobrino?, ese aún esta flipando. ¿Mi cuñado?, me da que sin llorar le faltó poco, estaba bailando más que el día de su boda. Ahora se tirará tres meses cantándome todos los greatest hits de Manolo el del bombo.
Ya fuera del estadio todos caminamos hacia el autobús. Por supuesto yo recupere mi megáfono, no lo duden, jaja. A mas de uno le decía: ”Vamos a cantar algo, que van a pensar que somos alemanes”. Pero que va, la gente estaba ya muy cascada. Luego autobús y el aeropuerto. Compre mucho chocolate, soy adicto y llevaba todo el día sin probar nada de dulce. También compre los trajes típicos de la tierra para mis nenes. A mi mujer les va a encantar verlos con ellos puestos.
 En el aeropuerto el espectáculo tenía algo de esperpéntico. ¡Allí ya ni piden DNI!, me da la impresión de que estaban como locos porque nos fuésemos, y si miras a tu alrededor solo había gente en el suelo. Muchos hasta durmiendo. Por cierto, mi cuñado tenía al lado a la novia de Casillas y se hizo una foto con ella. Yo me fui a fumar y ni me di cuenta, vi una chica muy guapa pero como para mirar guapos y guapas que estaba yo ya...
"El pofezional"
Y aunque no lo crean, todavía tengo que contar del dichoso megáfono. Al pasar el detector de metales en el embarque, me dice “el pofezional” que no, que no pasa. Le dije que como era posible. El chaval se vuelve a negar. Llegados a este punto le dije:”Muchacho, pa ti”. Pues el tipo que no, que no lo quería. Al final me dijo que lo pasara. ¡El megáfono volvía a Granada!
Tras una parada en Jaén mas larga de lo esperada y tras presentar la Renta como todo “cristiano” de este país, a las 16:30 entre en casa. Lo confieso: Olía a hombre, jaja. Me suelo duchar dos o tres veces al día y tenia ganas locas de sentir el agua por mi cuerpo. Los niños reconocieron a su padre y se pusieron muy contentos, mi esposa no tenia preparadas maletas, ¡puedo seguir viviendo en mi casa! Creo que hasta estaba contenta de verme.
Gracias una vez más, Marta, nuestro sobrino, el marido “cantaor” de mi hermana y yo vivimos algo histórico. Tu pusiste tu granazo de arena. Sé por experiencias pasadas que cuando recuerde a Kid Torres impulsando el balón hacia la portería alemana en Viena y la reacción de nuestra afición se me pondrá la piel de gallina. La vida son sensaciones,  por ellas te sientes vivo y esta sensación fue de las fuertes.
“Graná”, IDEAL, fue todo un disfrute y un honor contaros mis vivencias por Viena.
Esto solo puede tener un final: “Yo soy español, español, español”.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS