Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Granada

Estás en: Ideal > Local > Granada
GRANADA
Muere solo en casa rodeado de basura
Un vecino de Casería de Montijo, de 34 años y con síndrome de Diógenes, sufrió un desvanecimiento; los médicos intentaron reanimarlo pero sin éxito

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Muere solo en casa rodeado de basura
ESTERCOLERO. Aspecto de la vivienda en la que fue encontrado desfallecido el vecino de Casería de Montijo. /J. J. GARCÍA
Un vecino del barrio de Casería de Montijo, ubicado en la zona norte de la capital granadina, murió ayer en su casa rodeado de todo tipo de inmundicias al sufrir, cuando se encontraba solo, un desvanecimiento. Los médicos del 061 intentaron reanimarlo, pero era tarde. Tenía unos 34 años y sufría el denominado síndrome de Diógenes, una patología que empuja a quienes la sufren a acumular basura en sus hogares. Circunstancia ésta que complicó las tareas de asistencia, que requirió la intervención de bomberos y agentes de la Policía Local.

El fallecido, Roberto Tallón León, vivía en el Pasaje de Teba, número 3 en un piso de su propiedad. Anteriormente compartía su casa con su padre, Francisco, quien también sufría síndrome de Diógenes y fue objeto de algunas intervenciones de los servicios sociales municipales.

Actualmente vivía solo, sin luz eléctrica, rodeado de basura y de ratas. Ni siquiera tenía luz eléctrica. ¿Su medio de vida? Las ayudas que le brindaban los vecinos de Casería de Montijo y el párroco de la zona. Ayer sufrió un desvanecimiento. Antes de ello, sólo le dio tiempo a hacer una llamada por el teléfono móvil para alertar que «se estaba mareando», sin más información.

Expectación

Momentos más tarde, el Pasaje de Teba se llenó de bomberos, policías locales y médicos del servicio de emergencias sanitarias del 061. La voz que oyeron los servicios de emergencias era semejante a la de un hombre mayor. Pero después de descartar a los ancianos del vecindario, acudieron al domicilio de Roberto, que en los últimos días no se encontraba bien de salud, no respondía a las llamadas en su puerta y tenía el coche aparcado en las inmediaciones. Según los vecinos, se negaba a recibir atención médica.

Según la información trasladada por la Policía Local, los bomberos intentaron tirar la puerta, pero finalmente segaron las rejas de la ventana para entrar, ya que vivía en un bajo.

Encontraron al hombre tumbado boacabajo en el suelo, en el interior de una vivienda infesta, repleta de desperdicios y parásitos. Estas condiciones de salubridad impedían realizar a los médicos su trabajo, así que fueron los propios miembros de los dos citados Cuerpos municipales quienes sacaron al hombre -casi cadáver- al pasillo del edificio, según los datos trasladados por la Policía Local. Y no fue fácil, debido a su elevado peso: unos 130 kilos. Después, los médicos realizaron masajes de reanimación cardiaca durante 45 minutos. Pero sin éxito. Según la policía municipal se dará parte a los servicios sociales y los servicios municipales de limpieza para que vacíen la basura acumulada de años en el piso antes de que, con la llegada del calor, se convierta en un foco de insalubridad.

rociomendoza@ideal.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS