Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Granada

Estás en: Ideal > Local > Granada
GRANADA
La vendimia logra la mejor cosecha del siglo
Gracias a la maduración lenta de la uva Granada tendrá este año una gran producción de vino de calidad

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La vendimia logra la mejor cosecha del siglo
Los cosecheros granadinos están este año de enhorabuena. Es difícil que se les borre la sonrisa de la cara, sobre todo cuando se prevé que este año la calidad de los vinos sea excepcional, que es como han calificado los expertos la actual cosecha de caldos de nuestra provincia. Las temperaturas, que han sido suaves durante el verano y primeras semanas de otoño, han permitido una maduración muy lenta, mientras que la menor producción, un 20% inferior a un año normal, «han favorecido esta especial calidad que colocará a los vinos de Granada entre los mejores de España», según un comunicado reciente de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Granada y que suscriben aquellos expertos a los que hemos acudido.

«Los caldos de Granada empiezan a despuntar en mercados internacionales por su alta calidad y están cosechando incluso premios internacionales. Hace poco en Suiza le dieron un premio internacional al tino de las Bodegas Bodegran. Están tan contentos porque es una bodega que acaba de iniciar su andadura y ya tiene premios internacionales», afirma Nicolás Chica, secretario general de UPA-Granada. Chica piensa que, gracias a Dios, los vinos de Granada empiezan a ser conocidos «y ya no tenemos que envidiar a los de Ribera del Duero o a los de Rioja».

Más atención

Y es que hasta ahora, pocos aficionados y profesionales pensaban en Granada como provincia a la que había que prestarle atención. A partir de este año, al parecer, Granada no será postergada cuando se hable en España de buenos vinos. Aquí, en Granada, no hay solera de cepas, ni hay dinastías ni tradiciones familiares vinícolas, sino empeños personales de granadinos provenientes, en su mayoría, del mundo rural. Tampoco hay bodegas centenarias como en otras zonas vitivinícolas. Aquí, según los expertos, la revolución industrial ha llegado al vino con un par de siglos de retraso. «Incluso hoy, los usos vitivinícolas de buena parte de los elaboradores de la provincia responde a la tradición milenaria del Mediterráneo (es sí, contaminada por el empleo a veces inmoderado de productos químicos en la vid y en la bodega), la cual contra lo que podría pensarse y como acredita la investigación histórica, no se vio interrumpida durante la dominación árabe», dicen Jesús Barquín y Francisco Rivas en un estudio hecho sobre las zonas vinícolas de nuestra provincia.

Aún así, parece que los vinateros granadinos están dispuestos a poner sus caldos en el mapa de los vinos de España. «Se ha avanzado mucho en este tema. Ahora hay vinos de aquí, como el de Muñana, que está en el puesto ciento cuatro de la lista de todos los vinos de España, lo que significa todo un éxito», afirma Antonio López de la Casa, enólogo de las bodegas Muñana y de Horacio Calvente, otro vino que está dando mucho que hablar en el mercado vinatero.

5.000 hectáreas

Una vez terminada la vendimia, a finales de octubre, la elaboración del vino sigue su transcurso con los procesos malolácticos, fermentación alcohólica y entrada en barrica. Según UPA-Granada, también ha habido algo negativo en esta campaña y es «las bajas producciones en zonas localizadas de la Alpujarra y la Contraviesa debido a las tormentas y granizadas sufridas durante la primavera, que afectó al 80% de los viñedos, así como al área de la Costa, donde las fuertes inundaciones de finales de septiembre y primeros de octubre echaron a perder el 20% de la producción que restaba por vendimiar».

Granada cuenta actualmente con una superficie de 5.000 hectáreas de viñedo concentrado, principalmente en tres zonas: comarca Norte de Granada, Granada Suroeste y Alpujarra-Contraviesa. Aquí se produce una media de 10.000 toneladas de uva de vinificación y 90.000 hectolitros de vino y mosto. La producción de este año puede pasar lo 70.000 hectolitros, aunque de una calidad suprema. Las licencias que existen en Granada para embotellar se acercan a las ochenta, aunque hay 35 bodegas reconocidas oficialmente. La producción de vino blanco fue el año pasado 4.982 hectolitros, de vino tinto 4.505 y de rosados y clarete, 62.634 hectolitros.

La comarca que tiene un mayor número de bodegas es la de La Alpujarra, que cuenta con 15. Debido al microclima allí existente (abarca los términos municipales de Albondón, Albuñol, Cádiar y Cástaras), los caldos que salen tienen un sabor especial. El vino más extendido en esa zona es el denominado vino costa, que se elabora de forma artesanal y en el que se emplean diferentes variedades tintas y blancas. En esta comarca se ubican importantes bodegas como la de Barranco Oscuro (perteneciente Manuel Valenzuela, considerado uno de los pioneros en estos menesteres), García de Verdevique, Cuatro Vientos, Los Barrancos y Sara García.

En la zona Norte, que incluye un un total de 43 municipio, hay igualmente un amplio plantel de castas de uvas para la elaboración de blancos, rosados y tintos. Según el referido estudio sobre vinos de Granada, en la zona de Huéscar todavía se sigue elaborado el denominado vino picoso, que debe su nombre a su singular acidez. Allí están, en Campocámara concretamente, las bodegas Villagrán, que en los años 80 destacó con sus vinos Cortijo Balsilla y Cortijo Anagil.

Vinos Calvente

La tercera de las zonas vitivinícolas de la provincia es la llamada Granada Suroeste, que se aprobó en el año 2003. En esta zona comprende un total de 53 municipios, entre ellos Albolote, Almuñécar, Granada, Jete, Lecrín, Motril o Salobreña. «Los viñedos, muchos de ellos asentados sobre suelos pizarrosas, están situados a buena altitud, además de influenciados por la brisa marina del Mediterráneo que suaviza algo las temperaturas, aunque imperan los contrastres térmicos entre el día y la noche, pudiéndose alcanzar diferencias de más de 20 grados», dicen Barquín y Rivas.

En esta zona hay bodegas tan importantes ya para la historia de esta actividad en nuestra provincia, como Señorío de Nevada y Horacio Calvente. Este último recibió hace unos meses un importante premio por su vino blanco. Su bodega, que lleva su propio nombre, está en la localidad de Jete, aunque los viñedos han de ir a buscarse a mayor altitud, aproximadamente entre los 700 y los 1.000 metros.

acardenas@ideal.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS