Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALMERÍA - JAÉN - GRANADA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Provincia

Estás en: Ideal > Local > Provincia
Provincia-Granada
«Esa cara es del Señor de la Alpujarra»
Los orgiveños ya le han encontrado parecido al rostro que ha salido en una pared del Ayuntamiento. Creen que se parece al Cristo de la Expiración

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
MISTERIOSO. Una vecina observa el contorno similar a una cara que ha aparecido en una pared del nuevo Ayuntamiento de Órgiva.
LAS caprichosas formas de las vetas de la madera han despertado la ilusión, la devoción y la incredulidad. Dos nudos a la misma altura que parecen ojos, otros dos que parecen enmarcar un rostro y las ganas de verlo, 'pintan' en las paredes del nuevo Ayuntamiento de Órgiva el argumento de lo que empieza a convertirse en leyenda. El rumor de que ha aparecido una 'cara' ha corrido como la pólvora entre los vecinos del municipio alpujarreño, que empiezan a peregrinar hasta la nueva sede municipal.

Ayer, durante toda la mañana, fueron decenas los orgiveños que subieron la escalera del que fue el castillo de los Condes de Sástago en busca de aquella cara. «Cuando te pones a mirar y ves lo que es, sí que te impresiona, explicaba con cierta sorpresa Encarnación Linares junto al panel de madera en el que se apreciaba la cara.

«No es algo que se pueda pintar, que se pueda hacer», afirmaba rotunda la mujer. A su lado, su amiga Dolores, explicaba que la visión la había impresionado mucho. «Yo veo claramente la cara de un Cristo; se ve divinamente».

De boca en boca

Las dos habían oído la historia en la cola de la agencia de viajes, donde todos los que esperaban comentaban lo mismo. Y una vez visto, descartaban que esa imagen pudiera estar hecha por la mano del hombre. «No creo que nadie tenga maldad como para hacer eso», descartaba Dolores con rotundidad.

Pero además, para confirmar que esa imagen no estaba hace un tiempo, valía escuchar el testimonio de Francisco y Mª Ángeles, que se casaron allí hace un año. «Seguro que no estaba ahí, seguro. Tenemos incluso fotos de esas paredes y no se ve nada», explica la pareja. Y es que la extraña y misteriosa imagen está en la segunda planta, junto a la entrada del salón de plenos, donde se celebran las bodas civiles.

Y no es la única. En el interior de ese salón, en una zona más alta de la pared, estas caprichosas formas de la madera han formado lo que también parecen tres caras, de estilo similar a la más nítida. Aunque en las fotografías no se ve del todo claro, de cerca se aprecia que son las vetas de la madera la que forman esa especie de rostro, no se trata de ningún tipo de pintura ni parece efecto de la humedad. Aunque quien sabe... Lo curioso del asunto, además del hecho de que haya ido formándose poco a poco esa silueta, es que los vecinos ya le han encontrado parecido. Poco a poco tomaba la forma de un rostro familiar.

Parecido 'razonable'

«Ese es el señor de la Alpujarra», decían Francisco y Mª Ángeles, la pareja que se casó allí hace un año. «Yo no soy experto, pero es el Cristo», decía el joven. Y no era el único, un grupo de jóvenes que tomaban fotografías con el móvil también destacaron el parecido. «Me han dado hasta escalofríos al ver lo que se parece al Cristo», decía uno de ellos.

«Le veo los ojos, la corona de espinas...Yo veo la cara del Cristo de la Expiración», decía una sorprendida Miguelina. Y lo decía con cierta felicidad. «A mi no me da miedo ninguno, le tengo mucha devoción al Cristo de la Expiración, como todo el pueblo», decía la mujer.

Impresionada por el parecido, explicaba la devoción con que los alpujarreños ven a su Cristo y el «impresionante silencio que hay siempre en la misa». Si rápido corrió la noticia de la aparición de la cara, más rápido voló la del parecido con el Cristo. «Yo no lo puedo explicar, puede que sea un milagro», decía Miguelina, admitiendo que ella cree mucho «en todas esas cosas». Había incluso quien le buscaba alguna explicación a la cara, que «está mirando a las torres de la iglesia y eso quiere decir algo». «Eso es que nos está mandando una señal, que quiere que cambiemos de vida», decía una de las trabajadoras del Ayuntamiento.

La aparición de esta cara, además de resucitar el fervor popular, ha sacado de la 'tumba' una antigua leyenda sobre el que fue castillo de los Condes de Sástago. Hay vecinos que conocieron a María Carrillo -a la que por cierto, nadie reconoce en la 'cara-, la última propietaria de aquel palacio, y recuerdan que mientras esa mujer vivía, sucedían cosas extrañas en aquel edificio.

Viejos fantasmas

«Sé de gente antigua, que cuando doña María vivía allí, a veces se oían, sin explicación aparente, unas campanas o un piano», cuenta Mª Ángeles. Antonio, otro de los vecinos que conoció el castillo en el que ahora se ubica el Ayuntamiento, relata que trabajó en aquellos pagos en su momento de mayor gloria, y también oyó en aquel tiempo lo de la música del piano que nadie tocaba.

Órgiva tiene ya una nueva leyenda que sumar a su historia. Más allá de los 'hippies' que atraen a otros bohemios con el 'canto del Dragón' y de los árboles 'mágicos' en honor a 'maría', los más religiosos o devotos han visto en esta cara una buena señal. Una señal de protección y cercanía. Son las cosas que tiene la fe, que es inexplicable.

mvcobo@ideal.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Descuentos
Vocento
Proveedor Servicios InternetRSS