El llanto de Lydia Lozano tras ser acusada por sus vecinos

La relación entre la colaboradora y sus vecinos empeora con el paso de los días

IDEAL GENTE

La guerra mediática entre Lydia Lozano y algunos de sus vecinos sigue sumando batallas. Después de ser acusada de realizar fiestas y ruidos que molestan al vecindario y que incluso han motivado que intervenga la policía, la periodista tuvo que hacer frente a las acusaciones de otro de sus vecinos, quien aseguró que disponía de imágenes de Lozano bailando en el patio de su casa solamente ataviada con un tanga.

Esta nueva confidencia hizo estallar a la periodista, ya que el programa asegura que está negociando con el propietario de las imágenes para que estas salgan a la luz. Algo que la colaboradora solo permitirá si el responsable de tomar dichas instantáneas acude a plató.

Sin embargo, estas fotografías podrían ser totalmente falsas, ya que según Gema López, una tercera persona se puso en contacto con ella para asegurar que no fue Lozano quien bailaba en tanga en el patio, "He recibido un mensaje en el que me dicen: 'Hola, yo no voy a dar mi nombre. Confirmo, a través de otra persona que estuvo en la fiesta, que fue muy divertida, como muchas de las que organiza Lydia Lozano. Hubo fiesta, hubo baile, hubo show y yo soy la persona que se quedó en tanga. Solo te pido que des la cara por Lydia porque sus fiestas son estupendas, lo pasamos muy bien y no tiene por qué comerse este marronazo de un vecino indiscreto", explicaba López.

Pese a esta defensa, y tras escuchar los diversos comentarios de otros vecinos, la periodista no aguantó la presión y rompió a llorar, "Lo que es verdad es verdad y lo que es mentira no tengo por qué decir que es verdad porque os apetezca a vosotros. Aquí se ha dado la imagen de que todos íbamos en ropa interior y no es verdad. Se ha dado credibilidad a un señor que, por supuesto, voy a denunciar. No me he puesto bragas en ninguna fiesta, pero si lo hiciera, estoy en mi casa. De este tema se va a encargar la policía”, espetaba Lozano.

Poco después, Lydia se armaba de valor y finalmente contaba todo lo ocurrido, "Llegados a este punto, lo voy a contar: Llega un amigo mío, un gran peluquero, de los mejores de España, que canta y baila que te mueres. Le pedimos todos que nos hiciera el baile de Beyoncé. Se subió encima de la piscina, imitó a Beyoncé, se bajó un poco los pantalones y ahí acabó el show", concluyó la periodista.

Fotos

Vídeos