'Espejo Público' revela la angustiosa declaración sobre el asesino de Susqueda: «Ayúdenme o me pasará como a la otra»

'Espejo Público' revela la angustiosa declaración sobre el asesino de Susqueda: «Ayúdenme o me pasará como a la otra»

Así ha trascendido de un mensaje enviado por ella a un familiar residente en Colombia

IDEAL.ES

Tras conocerse que Jordi Magenti acusó a su hijo directamente del asesinato de Marc y de Paula el pasado 24 de agosto en el pantano de Susqueda, ahora ha trascendido la relevancia de una figura en la investigación. Esta no es otra que la mujer del presunto asesino, a la cual utilizó para construir su coartada ante la Unidad Central de Desaparecidos de los Mossos d'Esquadra. Ella tenía miedo de su pareja: «Me va a pasar como a la otra».

Así se lo hizo sabe a un familiar suyo residente en Colombia. El mensaje literal fue: «S.O.S», «Socorro, ayúdenme» y «me va a pasar lo mismo que a la otra», en clara referencia al asesinato cometido por Magenti, que acabó con su esposa con cuatro disparos en plena calle y a plena luz del día.

Dicha información, difundida por 'El programa de Ana Rosa' durante este viernes, se centra en el sumario del caso, destapado recientemente. En este también se recoge que su inminente intención de huir del país fue fundamental para que las autoridades procedieran a su detención. El crimen lo pudo cometer por este motivo que ya comentó Ideal.

Unos micrófonos situados en la casa de la familia muestran el nerviosismo del acusado que incrementaba con el avance de la investigación. También intervinieron la conversación con su hijo, al que, como decimos, acusó del doble asesinato. Esta fue la conversación mantenida por Jordi y su hijo, Jordi Magenti García.

Mientras Magenti preparaba su huida trataba de indicar a su mujer cómo actuar en torno a su coartada. Se sabe que la llevó a la edificación abandonada en el pantano de Susqueda, de donde presuntamente tomó las piedras para hacer desaparecer los cuerpos, el vehículo y, probablemente, el kayak en el que se desplazaron los jóvenes desde una orilla a otra del lugar. La mujer reconoció haber estado en ese lugar al día siguiente del crimen, y que su marido se la abandonó para marcharse a pescar. Se sopesa que, realmente, fuese a deshacerse del vehículo u otras pruebas incriminatorias.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos