La dura carta de Carme Chaparro por lo ocurrido a su amiga de 20 años: «Tiene que acabar»

La dura carta de Carme Chaparro por lo ocurrido a su amiga de 20 años: «Tiene que acabar»

La presentadora denuncia el acoso recibido por una conocida

IDEAL.ES

La presentadora Carme Chaparro ha hecho una denuncia viral para denunciar la denigrante situación que ha tenido que soportar su amiga de 20 años, quien ha sido recientemente víctima de acoso. Según publica la propia Chaparro, quien desveló recientemente la enfermedad que sufre, en una carta expuesta en Yahoo Noticias, todo comenzó con un anuncio de su amiga en el que se ofrecía como cuidadora de niños.

«Mi amiga Laura, de 20 años de edad, quiere trabajar para poder ahorrar algo de dinero y no tener que depender de sus padres cuando en septiembre se vaya de Erasmus a estudiar en una universidad europea», explica Chaparro.

A continuación, comparte el anuncio que puso su popia amiga: «Hola, soy Laura y tengo 20 años. Me gustaría sacarme algún dinero cuidando a niños este verano y ofreciéndoles mi ayuda en todo lo que necesiten. Si conocéis a alguien a quien pueda intererarse, que contacto conmigo por favor. Gracias».

Según denuncia la periodista y escritora, aunque el mensaje «no tenía nada de ambiguo», pronto empezaron a llegarse extrañas propuestas que insinuaban un fin sexual

«Un chico joven» le ofreció a Laura en su mensaje «limpiar» su casa, algo que ella rechazó inmediatamente. A continuación, recibió el siguiente mensaje:«Si cambias de idea, y quieres ganar 300 euros a la semana...».

Poco después, Laura recibió otra propuesta de un hombre que le ofrecía hasta 150 euros por «tomarse algo con él de buen rollo». «Sí, claro. Prostitución de buen rollo», replica la periodista.

La tercera propuesta, también de un hombre, iba directamente referida a si quería ser su amante a cambio de dinero. Ante esto, Chaparro explota: «¿Qué les ha hecho pensar a estos tres hombres que el anuncio de una chica que busca trabajo de verano para cuidar niños es un anuncio de prostitución? Evidentemente, nada. Pero ellos lo intentan».

«Todos esos hombres se creen con el derecho de acosar a una mujer. Y lo hacen sin pudor, ofreciendo dinero. Porque para ellos sólo somos un cuerpo. Si publicara aquí sus fotografías, quizá alguno de vosotros se llevaría una sorpresa. Porque están ahí, son hermanos, padres, tíos, hijos, sobrinos, compañeros de trabajo. Están ahí. Y esto tiene que acabar», concluye Chaparro.

Fotos

Vídeos