Ideal

Manel Navarro: «Os pido perdón si os he decepcionado»

Manel, en plena actuación el sábado por la noche, haciendo el signo de la victoria.
Manel, en plena actuación el sábado por la noche, haciendo el signo de la victoria.
  • Triste y avergonzado, el cantante no se da por vencido. Mientras aguanta como puede el chaparrón de críticas por su papel en Eurovisión, anuncia que seguirá trabajando duro

Os pido perdón si os he decepcionado. Os aseguro que más me he decepcionado a mí mismo no dando, en el momento más importante de mi carrera, una nota que tenía controlada». La confesión de Manel Navarro, el chaval que con más pena que gloria ha representado a España en el último festival de Eurovisión, deja bien claro que el muchacho, además de triste, está avergonzado.

No es para menos. Desde que el sábado logró colocarnos en el último puesto de la clasificación, al cantante le han cosido a memes en los que el personal se ríe de él a mandíbula batiente. Incluso su 'padrino', el locutor de la emisora 'Los 40 Principales' Xavi Martínez, el hombre que se hartó de ponderar su excelencia, le ha abandonado a su suerte. Eso sí, Martínez admite sentirse corresponsable. «¿Cómo voy a decir que no me siento culpable? No se puede defender lo indefendible. No es solo culpa del gallo. El gallo es lo más llamativo, con lo que la gente hace la broma. No gustó la canción y no era adecuada para el Festival. Ha quedado clarísimo y hay que hacer autocrítica», confesó el locutor, cuya objetividad fue puesta en entredicho por favorecer la elección de su patrocinado al dar la mínima puntuación en 'Objetivo Eurovisión' a su rival Mirela, la favorita de los eurofans.

«Salgo con capucha y gafas»

Hay quien se ha apresurado a enumerar los muchos gallos que, a lo largo de sus exitosas carreras, han firmado artistas de la talla de Plácido Domingo o Luciano Pavarotti. Mientras, Manel al menos demuestra ser un chico templado. Lejos de que revolverse contra la legión de 'simpáticos' que le hace añicos en las redes, el chaval ha reanudado su actividad cibernética pidiendo disculpas y mostrándose agradecido. «Gracias a todos por vuestros mensajes de apoyo y por las críticas constructivas (¡y por vuestros memes, me he reído mucho, sois unos cracks!). Eurovisión será para siempre, con sus luces y sombras, una de las mejores experiencias de mi vida. He disfrutado trabajando cada minuto de estos meses, he conocido a gente maravillosa y he crecido como persona y como artista», asegura el cantante de Sabadell, que el sábado sólo logró sumar cinco puntos con su particular interpretación de 'Do it for your lover'.

Lo que parece tener claro es que, pese a todo, la música seguirá ocupando el centro de su vida. «Ahora toca seguir mi camino y continuar trabajando duro por mi carrera musical. Espero que muchos de vosotros estéis ahí. Se os quiere», ha dicho a sus seguidores de Twitter. Vamos, que no está dispuesto a darse por vencido pese a haber confesado que, desde que llegó a España, ha intentado no salir mucho para evitar que la gente le reconociera. «Ayer bajé a la calle con capucha y gafas. Salí de casa a comprar cena y al cajero de la manera más discreta posible», confesaba ayer. Eso, y que su gallo fue el resultado de «la euforia del momento».