Ideal

El hijo de Pablo Escobar: “Si mi padre estuviera vivo, yo estaría muerto”

El hijo de Pablo Escobar: “Si mi padre estuviera vivo, yo estaría muerto”
  • Jordi Évole ha contado con su testimonio en la nueva entrega de ‘Salvados’

El programa de esta semana de ‘Salvados’ ha sido algo más diferente a lo habitual, ya que ha centrado su interés en tres relaciones de padres e hijos poco comunes a raíz de que hoy se celebra mundialmente el Día del Padre.

El espacio que lidera Jordi Évole en La Sexta ha entrevistado entre otros a Sebastián Marroquín, hijo de Pablo Escobar, uno de los narcotraficantes más buscados del mundo hasta que fuera abatido en 1993, muriendo a raíz del ataque.

El colombiano, que cambió sus apellidos tras el fallecimiento de su progenitor, ha narrado a Évole como era su vida día tras día en este mundo, así como también la relación con su padre, “Fue el mejor papá del siglo XX y el bandido más peligroso", expresaba, revelando además que a pesar del peligro no sintió alivio por su muerte, “Siempre lo extrañaré”, respondía al periodista.

Además ha revelado que vivió una infancia llena de excesos y violencia, “Vi antes un revolver que un juguete”, en la que sus amigos no eran precisamente niños, “Los peores bandidos de Colombia eran mis mejores amigos. Por orden de mi padre siempre había un guardia a mi lado, hasta en clase y en el recreo. ¿Quién se iba a acercar?”, y en la que las fiestas de cumpleaños tampoco eran muy normales, “De la piñata caían fajos de dólares”, revelaba a Évole.

Finalmente, el periodista le ha preguntado a Marroquín como sería su relación ahora con su padre, ante lo que el colombiano lo tiene claro, “Si mi padre estuviera vivo todavía, yo estaría muerto porque no había lugar para los dos”, expresaba.