Ideal

Los espectadores se quejan de la publicidad encubierta de 'El Jefe infiltrado'

Los espectadores se quejan de la publicidad encubierta de 'El Jefe infiltrado'
  • Consideran que aunque intente copiar el formato de 'Pesadilla en la cocina', realmente es una telepromoción

Una semana más La Sexta ha llenado su prime time con 'El Jefe Infiltrado'. El canal generalista ha visitado en esta ocasión la empresa Wolder, conocida por dedicarse al mundo de la informática especialmente enfocada al mundo de los tablets. Una empresa con acento español que ha visto cómo su jefe se ha convertido en un empleado más.

Sin embargo el capítulo de esta semana en el que el director corporativo de la compañía, Miguel Lanzuela, ha sido el principal protagonista, ha vuelto a desatar cierta crispación en las redes sociales. Para muchos espectadores este programa intenta vender una forma de hacer televisión que no es real.

Para la audiencia de 'El jefe infiltrado' lo que sucede con este espacio es que se presupone que el formato del mismo es parecido al de otros como 'Pesadilla en la cocina' pero realmente no es así. Sobre todo porque acaba siendo un programa blanco y fácil de digerir para el espectador que realmente lo único que ve es el funcionamiento de tal empresa por dentro ya que nunca se aprecian momentos reales de tensión. Al menos así lo entienden los espectadores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate