Ideal

Polémica por la foto de Vogue que «reivindica la diversidad»

Polémica por la foto de Vogue y «la diversidad»
  • La diferencia radica en la pose de Ashley Graham

Reivindicar la diversidad era el objetivo de Vogue al publicar esta fotografía en la portada de su edición de USA, con motivo de su 25 aniversario, pero lo que los editores no imaginaban era que causarían el efecto contrario. Su publicación ha provocado una fuerte polémica en las redes, por la pose de una de las modelos que aparecen en la fotografía.

En ella, podemos ver a siete modelos de diferentes orígenes y rasgos, que posan para reivindicar la diversidad, en un momento en el que la igualdad entre razas y nacionalidades empieza a hacer aguas en Estados Unidos. Ellas son Liu Wen, Ashley Graham, Kendall Jenner, Gigi Hadid, Imaan Hammam, Adwoa Aboah y Vittoria Ceretto, siete de las modelos más destacadas del momento, vestidas prácticamente igual.

Y aunque la pose también es muy parecida, lo cierto es que no es igual en todas las modelos. La diferencia radica en la pose de Ashley Graham, modelo de tallas grandes y la única que aparece tapándose el muslo con su brazo. Este detalle ha desatado la polémica en las redes sociales, donde los usuarios apuntan a que la posición de Graham tiene el objetivo de afinar su pierna, de manera que no difiera demasiado de las del resto.

“Gigi tenía la mano más larga que jamás había visto. Lo mismo que Vogue por intentar ocultar la figura de Ashley Graham”, dice una de las tuiteras que ha criticado la portada. “Los fotógrafos asegurándose de que no puedas notar que Ashley Graham es de talla grande. Fíjate en ese brazo sobre el muslo.”, dice otro usuario.

Graham, por su parte, había publicado la fotografía en su cuenta de Instagram, haciendo referencia al orgullo que sentía por aparecer en la portada de esta prestigiosa publicación. Después, cuando el debate ya estaba servido, se pronunció al respecto asegurando que la decisión de poner el brazo fue únicamente suya.