Ideal

Sandra, la pretendienta de 'First Dates' demasiado caprichosa

Sandra, la pretendienta de 'First Dates' demasiado caprichosa
  • La joven de 26 años ha demostrado tener prioridades algo especiales

Sobre gustos no hay nada escrito. En 'First Dates' cada día es algo que queda claro cuando aparecen en el programa diferentes personas que buscan el amor o cualquier mínima relación amorosa con otra. Pero como sobre gustos no hay nada escrito, tampoco lo hay sobre las ambiciones de la pretendienta más caprichosa.

Ella es Sandra, madrileña, tiene 26 años, trabaja de administrativa y admite que efectivamente tiene problemas con todo lo que le rodea. Lo quiere todo y lo quiere en el momento. Por eso no duda en decir que es caprichosa. Pero lo realmente curioso de la joven es que ha asegurado que toda su ropa es de marca. Todo lo que se pone le importa más incluso que con la persona con la que esté hablando.

Aún hay más, para la joven pretendienta de 'First Dates', además de su ropa, hay algo que sobresale por encima del resto. Nada puede hacerle sombra. Se trata de su hermano, al que ha mencionado más veces que a los caprichos de los que tanto gusta vestir. Tanto ha mencionado a su hermano que no solo ha parecido algo caprichosa sino que mantuviera una extraña relación afectiva fraternal.