Ideal

El vestido de Cristina Pedroche y los comentarios sarcásticos marcan el arranque de 'Tú sí que sí'

El vestido de Cristina Pedroche y los comentarios sarcásticos marcan el arranque de 'Tú sí que sí'
  • La madrileña conduce el nuevo 'talent show' de laSexta y reaparece tras la polémica por su vestido durante las Campanadas de Nochevieja

Era el momento del estreno. ‘Tú sí que sí’ llegaba a la televisión de la mano de Cristina Pedroche. La presentadora, tras la polémica suscitada recientemente por su indumentaria, apareció portando un vestido ajustado de color rosáceo con algunas transparencias, bien diferente al que lucía durante la noche de fin de año. Sobre su indumentaria, Silvia Abril le hizo un apunte: “Tú y yo venimos para subirnos en el caballo”. “Tú y yo nos subimos donde haga falta”, le contestó. También Rafa Mendes quiso atraer la atención durante el comienzo y alertó que uno de los tres miembros del jurado se encontraba sin ropa interior. Antes de dar paso a la primera actuación, la madrileña aprovechó para emular a un cuadrúpedo, gran protagonista de la noche.

La colaboradora de ‘Zapeando’ reaparecía en televisión este martes 10 de enero con motivo del estreno del programa de laSexta. Lo hacía justo después de toda la polémica suscitada por su aparición en las Campanadas de Nochevieja en Antena 3 el pasado 31 de diciembre con aquel vestido por el cual hasta se acusó de plagio a los asistentes de la vallecana.

El programa recoge el formato de otros similares como ‘Tú sí que vales’ y en él, los participantes deben demostrar su talento. El premio, un montante de 30.000 euros que deberán otorgar las valoraciones de los miembros del jurado: Silvia Abril, Soraya Arnelas y Rafa Méndez.

Cristina Pedroche es el rostro de este programa que busca éxitos como los obtenidos por Antena 3 durante la pasada Nochevieja. Eso sí, se vieron superados por La 1 de TVE, dirigida por Anne Igartiburu, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz. Precisamente, la primera aprovechó en su momento para lanzar un mensaje a Pedroche: “No es cuestión de un vestido”. Un ‘palo’ que encontró respuesta en el propio asistente personal de la madrileña. Fue contundente.