Ideal

Nochebuena con los suegros en casa

Los Reyes y los Reyes eméritos cenarán juntos en la residencia donde viven don Felipe y doña Letizia, muy próxima al Palacio de la Zarzuela.
Los Reyes y los Reyes eméritos cenarán juntos en la residencia donde viven don Felipe y doña Letizia, muy próxima al Palacio de la Zarzuela. / AP
  • La reina Letizia, anfitriona de la cena que reunirá por primera vez a las dos familias

El pavo, los regalos, los adornos, los villancicos, la familia... Y el discurso del Rey. Las nueve de la noche de cada 24 de diciembre parece ser la hora consagrada en los hogares españoles para el pistoletazo de salida a las primeras tres horas de celebración hasta que oficialmente se entra en la Navidad.

No sabemos si en el Palacio de la Zarzuela se seguirá el mensaje del jefe del Estado al pie de la letra o si Felipe VI se escuchará a sí mismo de fondo como en la mayoría de las casas, mientras van llegando los familiares rezagados y se empiezan a abrir las primeras botellas de vino para los aperitivos antes de sentarse a cenar. Lo que sí es seguro es que esta Nochebuena será diferente para los Reyes de España. Por primera vez, organizarán la cena en su casa y reunirán alrededor de la mesa a las dos familias: los Borbón-Grecia y los Ortiz-Rocasolano. La reina Letizia se estrenará como anfitriona de sus suegros, don Juan Carlos y doña Sofía, que no suelen prodigarse mucho en visitas a la residencia de su primogénito el resto del año.

El menú no ha trascendido, pero será tipo bufet como siempre ha sido tradición en palacio. A la convocatoria, según ‘Vanitatis’, también han sido invitados la infanta Elena y sus hijos Victoria Federica y Froilán, que llega el mismo jueves a Madrid; la hermana menor de la reina emérita, la princesa Irene; la madre de la reina Letizia, Paloma Rocasolano y su hermana Telma con su hija Amanda. Los Urdangarin, de momento, no figuran en la lista.

Y tras la cena, se entregarán los presentes, que quizás lleguen a través del amigo invisible, como ocurre en muchos hogares y como ellos hacían tiempos atrás. Ahora, la última palabra la tienen los Borbón-Ortiz.