Ideal

Un Gran Hermano reincidente: tercera condena para Igor Basurko

Tercera condena para un ex de Gran Hermano
  • El exconcursante Igor Basurko se apropió de una tarjeta de crédito de una chica y gastó 2.300 euros

  • Es la tercera vez que el acusado, que ha declarado padecer una adicción al juego, resulta condenado por hechos similares

Ya son tres las condenas que acumula. El exconcursante donostiarra de una de las ediciones del reality 'Gran Hermano' Igor Basurko acaba de ser sentenciado por un juzgado de San Sebastián a un año y tres meses de prisión. El motivo es el mismo que en las dos ocasiones anteriores le han llevado al banquillo de los acusados: sustraer la tarjeta de crédito de la chica con la que había ligado o eran conocidas suyas y apropiarse de la numeración de sus tarjetas de crédito, de las que detrajo cantidades de dinero que más tarde invirtió en apuestas on line.

Igor Basurko acumula ya penas que suman tres años de prisión. Según la última resolución, dictada recientemente por el titular del Juzgado de lo Penal número 2 de la capital guipuzcoana, los hechos se remontan a enero de 2014. De acuerdo al relato recogido en el texto judicial, el acusado se encontró de madrugada con la víctima en la discoteca 'Friends', situada en el Boulevard donostiarra, y añade que, «tras permanecer varias horas juntos», Igor Basurko acompañó a la mujer a su domicilio. La sentencia precisa que ya en la vivienda, aprovechó que la chica estaba dormida para sustraerle los datos de la tarjeta bancaria.

Con la numeración en su poder, el exconcursante de Gran Hermano Igor Basurko realizó cuatro transacciones por un total de 2.300 euros -tres de 500 euros y otra de 800- a la página web de Retabet, un portal de apuestas on line.

En la vista, la Fiscalía Provincial de Gipuzkoa, que imputó al acusado un delito continuado de estafa, modificó sus conclusiones provisionales y rebajó a un año y tres meses su solicitud de pena. Ante esta modificación, Igor mostró su conformidad y aceptó la condena, en cuyo fallo se incluye la obligación de indemnizar a la mujer con 2.300 euros.

Sin atenuante para Igor Basurko

En este caso, el juez no ha estimado la atenuante de adicción al juego que otros órganos sentenciadores sí habían admitido en los casos anteriormente juzgados. El exconcursante Igor Basurko participó en la decimocuarta edición de Gran Hermano, donde fue segundo finalista. Según reconoció el propio afectado, padecía una adicción a las apuestas y anunció que se hallaba en proceso de rehabilitación.

Esta es la tercera vez que Igor Basurko es condenado por hechos similares. El exconcursante ya fue sentenciado en noviembre del pasado año a nueve meses de prisión y al pago de una multa de 320 euros, tras haber sido declarado autor de otra estafa, por realizar pagos por un importe de casi tres mil euros con las tarjetas que también sustrajo a una mujer con la que había tenido una cita. Esta había contactado a través de las redes sociales con Igor Basurko y convinieron en mantener una cita. El encuentro se desarrolló en una vivienda del barrio donostiarra de Amara, perteneciente al exconcursante.

En aquel encuentro, Igor Basurko aprovechó un momento para revisar los efectos personales de la mujer y apropiarse de la Visa, cuya numeración había anotado y mediante la cual efectuó operaciones por un importe 2.900 euros a la firma de apuestas por internet Ekasa. Entonces, el autor hurtó veinte euros que había en la cartera de la chica.

800 euros en el segundo caso

En el segundo de los fallos, que se conoció en enero de este año, Igor Basurko fue condenado también por apropiarse de la numeración de la tarjeta de crédito de una amiga con la que efectuó tres pagos por un importe de 800 euros.

Esta vez, la pena fue de ocho meses, si bien el fallo quedó en suspenso bajo la condición de que no volviera a delinquir en un periodo de dos años. La resolución fue dictada por el mismo órgano judicial que ahora le ha sentenciado.

Los hechos tuvieron lugar el 13 de octubre de 2013, en el transcurso de una cena que tuvo lugar en el domicilio del acusado, en el barrio donostiarra de Amara. Durante la velada, Basurko «accedió» a la tarjeta de crédito de su amiga, de la que obtuvo la numeración con la que más tarde efectuó los pagos.

Aquella misma noche, el inculpado, que en aquellas fechas padecía una adicción al juego, realizó dos disposiciones de 400 y 300 euros y al día siguiente efectuó otra de 100, ambas a través de la página web de apuestas Ekasa.

Igor Basurko, que estuvo representado en aquella ocasión por el letrado Eneko Olano, se mostró conforme también con la pena solicitada por la Fiscalía Provincial. Al igual que ha sucedido en la tercera sentencia, el ministerio público, en los momentos previos al inicio de la vista, rebajó su solicitud de condena tras ser informado de que el exconcursante había devuelto el dinero a la víctima del engaño y que por lo tanto esta había sido indemnizada.