Ideal

Comedianta.  Yolanda Ramos  se está ganando  al público con su  sentido del humor.  :: r. c.
Comedianta. Yolanda Ramos se está ganando al público con su sentido del humor. :: r. c.

«Llevaba dos años en paro, con cero euros»

  • Yolanda Ramos, concursante de 'Tu Cara Me Suena 5', el 'talent show' de Antena 3 que arrasa la noche de los viernes, dice que «ni me planteo ganar»

Decían de Lola Flores que «ni canta, ni baila, ni falta que le hace». Esa es la actitud con la que Yolanda Ramos (Barcelona, 1968) está encarando la quinta edición de 'Tu Cara Me Suena' (Antena 3, esta noche, 22.30 horas). El 'talent show' sigue imparable en la noche de los viernes con un promedio de 3.239.000 espectadores y el 23,4% de 'share'. «Se está conociendo mi faceta de que me emociono a menudo».

Dijo que estaba asustada cuando la llamaron para este programa.

Sí, me daba miedo que me llamaran, porque es difícil de hacer. Ya llamaron a Silvia Abril y por el perfil cabía la posibilidad de que me llamaran a mí. Le tengo mucho respeto, sobre todo porque yo no canto bien. Así que cuando me ficharon me tuve que poner a dar clases de canto.

Algún punto fuerte tendrá.

¡Ninguno! (Risas). Supongo que imitar, pero es que tampoco imito bien, lo que hago son caricaturas y a veces eso no funciona con ciertos cantantes.

Osea, que empezó dando por hecho que no iba a ganar el programa.

Ni me lo planteo, me da lo mismo ganar que no, aunque no queda muy políticamente correcto decirlo. Mi objetivo es ser muy digna, pero es muy difícil que un perfil como el mío gane porque sería muy injusto, hay muy buenos concursantes.

¿Quiénes son sus favoritos?

Me está impresionando mucho Beatriz Luengo, también Blas Cantó. No tengo palabras, de verdad.

¿Está mostrando algo que no conocíamos de usted?

Es que este es un programa que se mueve en comedia también. Quizá se esté conociendo más mi faceta de que me emociono a menudo y que canto muy mal (risas).

¿Les dejan pedir cantantes o se los imponen?

Al principio me preguntaron qué tipo de música me gustaba, y yo dije Joan Manuel Serrat y tal. Pero claro, ¡hazlo! Si por mí fuera haría a los grandes, pero a la hora de actuar siempre me ponen lo fácil, lo horterilla.

¿E imitar a hombres?

Eso sí que lo estoy deseando, que me pongan un buen bigote.

¿Imitaría a José Luis Moreno?

(Risas) A ese sí. Gracias por recordármelo, casi que canto yo mejor que él.

¿Qué recuerdo guarda de Telecinco, de 'Hable con ellas'?

Nunca muerdas la mano que te da de comer, que dicen. Guardo un buen recuerdo, de gente buena, de buenos pagadores. Me apoyaron mucho con lo de José Luis Moreno. Pero no hay que tenerle miedo a él, al contrario, él es quien no se debería atrever a ir a televisión. Si se sienta una persona así al lado mío, con el dinero que debe a tanta gente, ¿no lo denuncio? A mí se me empezó a respetar cuando le dije eso a este señor.

Un país «débil y triste»

Dos películas y este programa. No está siendo un mal año para usted.

Mi niña tenía cinco meses y yo llevaba dos años en paro, con cero euros. Cogí a mi hija y me fui al teatro, a Barcelona. En ese momento me obligué a pensar que valía como actriz, como en su momento pensé que valía para tener novio (risas). Y a partir de ahí mi carrera despegó otra vez.

Sería una época difícil...

Cuando nació mi hija no teníamos dinero para comprar biberones, pero eso le está pasando a mucha gente en este país. ¿Sabes qué es lo peor? Que me puede volver a pasar. Ese miedo es terrible, nos tiene a todos acojonados. Hace débil y triste a un país.

¿Por qué ya no están de moda programas como 'Homozaping'?

Porque la realidad supera a la ficción. Ya no hay nada con lo que te puedas meter. Hemos visto a una infanta en un banquillo judicial, a partir de ahí ya no hay nada intocable para que se pueda hacer crítica. Es tan serio todo que no hace ni risa.