Ideal

30 jóvenes llevan un mes haciendo cola para ver a Justin Bieber

Grupos de jóvenes ya guardan cola en el Palacio de los Deportes de Madrid para adquirir las entradas para el concierto.
Grupos de jóvenes ya guardan cola en el Palacio de los Deportes de Madrid para adquirir las entradas para el concierto. / EFE
  • Una chica de 17 años, admite que se ha saltado desde entonces todas las clases del instituto, pero, precisa, "con el visto bueno" de su familia porque, argumenta, "lleva un año esperándolo"

Una treintena de jóvenes hace desde mediados de octubre cola ante las puertas del antiguo Palacio de Deportes para ser los primeros en entrar al recinto y colocarse en primera fila en el concierto que Justin Bieber ofrecerá el próximo 23 de noviembre, un día después del que dará en Barcelona.

Entre mantas, esterillas, guantes y gorros, chicas y chicos, aunque mayoritariamente las primeras, de distintos lugares de España hacen "guardia" desde hace un mes con el objetivo de ver al cantante lo más cerca posible.

La malagueña Natalia Alonso, de 17 años, admite en declaraciones a Efe que se ha saltado desde entonces todas las clases del instituto, pero, precisa, "con el visto bueno" de su familia porque, argumenta, "lleva un año esperándolo", es decir desde que salieron a la venta las entradas.

Ella organiza el primer grupo de jóvenes que se puso a hacer cola a las puertas del recinto madrileño el 14 de octubre, y hace su turno antes de ser relevada por alguno de sus compañeros.

Aunque esta mañana sean veinte, el grupo lo forma una treintena de amigos que comparten su pasión por el músico.

La mayoría, matizan, se organiza para cumplir con sus responsabilidades laborales o estudiantiles.

Es el caso de Naomi Forcelledo, de 19 años, que trabaja en un restaurante de comida rápida a la vez que estudia danza, y aún le sobra tiempo para venir a hacer los turnos de su grupo, el tercero por orden de llegada.

Forcelledo, que vive en la capital, reconoce que estos últimos días ha aumentado la "atención mediática" hacia ella y los otros "believers", como se conoce a los admiradores del cantante.

Todos "aman" al joven canadiense, afirma, aunque además a ella le ha ayudado con su música "a superar malos momentos".

"La espera es muy llevadera", afirma un joven canario que estudia en la capital y que prefiere no revelar su nombre.

Él organiza el segundo grupo de seguidores, que siguen al pie de la letra un esquema que tienen impreso y que discuten, si es preciso, en el grupo que han formado en Whatsapp.

Aunque tienen entradas a pie de pista, su objetivo fundamental es "estar lo más cerca de Bieber que se pueda", declara, cuando llegue el concierto.

Para Cristina Ruiz, de 19 años, la espera le resulta "más fácil" por el apoyo de sus padres, que como a algunas de sus compañeras tienen en sus padres "la intendencia" precisa de transporte y comida.

Para la mayoría de ellas es la primera vez que asistirán a un concierto del Bieber, por lo que quieren que sea "especial", según expresa Jennifer Barreto, joven malagueña de 18 años que estudia gastronomía en Madrid.

Justin Bieber actuará en Madrid el 23 de noviembre, un día después de hacerlo en el Palau de Sant Jordi de Barcelona, ambos con las entradas agotadas, y dentro de la gira europea Purpose World Tour, que comenzó en Berlín en septiembre y con el que presenta los temas de su nuevo álbum, "#1", que incluye canciones como "What Do You Mean?" y "Sorry"