Ideal

Jordi Évole destapa el infierno de los trabajadores de las minas de coltán

Jordi Évole destapa el infierno de los trabajadores de las minas de coltán
  • El programa 'Salvados' ha ido hasta África para analizar las condiciones y las consecuencias que trae consigo este trabajo

‘Salvados’, programa liderado por el periodista Jordi Évole no deja indiferente a nadie en ninguna de sus emisiones. Si la semana pasada nos mostraba hasta qué punto es capaz de llegar el ser humano a causa del consumismo, esta semana, el espacio de LaSexta se ha trasladado hasta África para analizar la terrible situación que viven muchas personas trabajando para la extracción del coltán, un material que se utiliza en la fabricación de numerosos dispositivos tecnológicos para conseguir que sean “más pequeños, finos y ligeros”, tal y como explicaba Xavier Aldekoa, uno de los periodistas entrevistados.

Alkedoa ha comentado también que “incluso en las minas controladas por el Gobierno, consideradas ‘verdes’, puede haber niños trabajando”, mientras añadía que los rebeldes suelen robar en los pueblos de alrededor y que en las minas “no hay medidas de seguridad, ni seguros, muchos mueren y es considerado libre de conflicto, por lo que las empresas alegan que es lo mejor”, expresaba.

Unas condiciones laborales que se ven aún más empeoradas si se tiene en cuenta el sueldo de estos trabajadores, “trabajo 12 horas al día por 15-20 dólares a la semana”, explicaba un trabajador extractor de coltán a Évole.

La realidad es que El Congo supone el 20% de la producción mundial de coltán, oscilando un precio de 25 dólares el kilo si es de minas verdes, y 3 dólares si es de minas rojas. Una cantidad que en los países desarrollados después es multiplicada por 30.

Una situación que ha despertado los comentarios de las redes sociales, que han estallado a favor de que se mejore la vida de estas personas, más aún tras sucederse diversos testimonios de mujeres víctimas de la explotación sexual en África a raíz de la abundante presencia masculina en las minas.