Ideal

El 'dardo' de Alejandro Parreño a Carlos Lozano

  • El valenciano sale al paso de las declaraciones en las que el presentador aseguró que a alguno de sus compañeros "se les ha subido la fama a la cabeza"

La conmemoración del decimoquinto aniversario de la primera edición de ‘Operación Triunfo’ ha servido para que muchos de los concursantes vuelvan a ser objeto de actualidad. Nombres algunos quizá olvidados que siguen luchando por hacerse un hueco en el mundo musical. Es el caso de Alejandro Parreño, uno de los más carismáticos de su edición. A sus 38 años no descarta participar en un futuro en programas como ‘Tu cara me suena’ como sí lo hace con otros del tipo ‘Gran Hermano’, ‘Supervivientes’ o ‘Sálvame’. Además, aprovechó para lanzar un mensaje a Carlos Lozano, quien insinuó que a alguno de sus compañeros la fama se le había subido a la cabeza: “Lleva años sin vernos, no lo sabe, no nos puede conocer”.

En una entrevista concedida a ‘FórmulaTV’, Parreño aseguró haber vivido el reencuentro con sus compañeros con tanta “ilusión” como “cautela”. No puede ocultar la “sorpresa” que le generó toda la trascendencia del concierto en el Palau Sant Jordi. Hoy, el valenciano asegura vivir su vida y su carrera “con más calma, gracias a nuestras familias”. “Sales de ahí y esto no es jauja, la música es muy difícil y hay que trabajar mucho”, añade.

El cantante también aseguró haber vivido “con mucho humor” todo lo que circuló a través de los medios de comunicación sobre la supuesta ‘cobra’ de Bisbal a Chenoa. De hecho, señala que entre sus compañeros se envían ‘memes’ para bromear a través de chat. “Somos igual de gamberros delante que detrás de las cámaras. Hay mucha gente que quiere desmitificar ‘OT1’ pero lo que veis es lo que hay”, manifiesta.

Además de desmentir a Lozano, Parreño también ha tenido tiempo para hablar sobre Juan Camus, de quien dijo que “es un tío muy pacífico” y “si se mete en un pleito es por algo que han dicho”, en referencia a la polémica con Alejandro Abad, que se destapó cuando este último no se mordió la lengua durante su intervención en ‘Sálvame’.