Ideal

«No valgo para hacerme la dura»

«No valgo para hacerme la dura»
  • Eva González cumple 36 años y asegura que sigue sin prisa para la maternidad. «Congelar mis óvulos podría ser una opción»

Es sensible, llorona, compasiva. Lo que se dice buenaza. Se lo inculcaron en casa: «Hija, pórtate bien con la gente». Trece años han llovido desde que la andaluza Eva González fue proclamada Miss España y sigue en la brecha, como presentadora, modelo... Y esta semana, como orgullosa madrina de Harveys Very Old Amontillado V.O.R.S., un jerez de su tierra y el primer caldo español que logra ser proclamado 'El mejor vino del mundo' en todas las categorías dentro de la International Wine Challenge 2016 celebrada en Londres, un certamen conocido popularmente como 'los Óscar del vino'. «Con un poco de jamón o queso curado está que quita el sentido», asegura la sevillana.

Eva cumple hoy mismo 36 años. Pero no se siente 'very old amontillada' en absoluto. «Ja, ja, ja... Soy muy joven todavía. Estoy más cerca de los 40 que de los 30, pero es que hoy en día los 40 son una edad fantástica, así que imagínate los 36...». No piensa hacer nada especial, salvo celebrarlo «tranquilita» con su marido, el torero Cayetano Rivera, su familia y sus amigos. Una escapada está descartada porque el trabajo se lo impide. «Pero las velas las soplo seguro». ¿Su brindis? «Por la salud, que es lo principal». Bueno... y también por el nuevo Gobierno. «Después del trabajito que ha costado es casi para brindar -concede-, pero los políticos que no beban, que tienen mucho que hacer. No me gustaría estar en su pellejo».

La presentadora define como «un tsunami» lo que está viviendo el PSOE, pero se resiste a decantarse por su paisana Susana Díaz. «Soy del que me gobierne bien y sepa llevar el país. Y no te voy a decir a quién voto». Una pista: el 12 de octubre subió a su cuenta de Instagram una foto con la bandera de España en la que advertía: «Yo soy española». Su compañero Jordi Cruz, chef catalán de pura cepa, de momento no le ha sacado cantares... «Mi Jordi es maravilloso y no nos metemos en esos fregaos de hablar de política», proclama ella (una vez digerido el bulo que les inventó un romance).

Muchas ediciones al frente de MasterChef han convertido a esta sevillana, ya de por sí de buen diente, en una apasionada de la comida. «Gracias a Dios, hasta la fecha no tengo que privarme de nada. Soy muy nerviosa, no paro y todo lo quemo». A Eva le priva la trufa. «Desprende unos aromas que te llenan por completo». Pero en casa no se complica. Sigue fiel a su vaso de leche con cacao y galletas. «Igual que Pepe -puntualiza-. Solemos preguntarnos: ¿te tomaste anoche tu 'colacao' con galletas? Y muchas veces la respuesta de los dos es sí».

«Sin zancadillas»

Eva acaba de presentar junto a sus compañeros el nuevo MasterChef Celebrity, en el que ha descubierto que «Loles León es todavía más leona de lo que parece y una maravillosa persona» y ha asistido a momentos de «enorme competitividad» entre los concursantes. «Pero sin zancadillas», matiza. Ella se siente incapaz de soportar la tensión del concurso. Tampoco podría emular la severidad de los jueces. «No valgo para hacerme la dura», confiesa esta chica que antes de ser Miss España iba para asistente social.

Algunos podrían pensar que a Eva se le va a pasar el arroz si no empieza a pensar ya en ser madre. «La fertilidad de una mujer desciende en picado después de los 35», advirtió Mónica Cruz poco después de someterse a una inseminación arificial... Eva lo escucha escéptica. «¡No creo que eso ocurra de la noche a la mañana!», protesta entre risas. Pero, por si acaso, no descarta congelar sus óvulos. «¿Por qué no? En un momento dado podría ser una opción». La presentadora asegura que no tiene prisa por traer hijos al mundo. «Quiero ser madre pero no es mi prioridad en este momento». Lo mismo dijo sobre su boda y poco después se casó por todo lo alto con Cayetano Rivera... «Sí, esa me la tuve que comer», admite. Así que si en pocos meses anuncia embarazo que nadie se sorprenda. Porque además Caye (como ella le llama) ya ha empezado a presionar. «Es que él es más mayor», apunta Eva en referencia a los 40 que le caerán al diestro en enero.

El miércoles, mientras su mujer presentaba 'El mejor vino del mundo', Cayetano se encontraba en la Patagonia con Jesús Calleja. «Yo que Calleja me preocuparía», bromeaba ella dando a entender que Rivera es todavía más arriesgado e intrépido que el famoso aventurero. «Estoy dispuesto a morir por el toro», sentenció recientemente el torero. Una frase de escalofrío que su mujer tiene ya muy asumida. «No estaba diciendo nada que yo no supiera».