Ideal

«El embarazo da mucha amnesia»

«El embarazo da mucha amnesia»
  • Martina Klein dará a luz a una niña «todavía sin nombre» en enero. «No pienso entrar en la carrera por el récord de recuperar la figura», advierte

«¿Dónde están nuestros hijos?». «¿Quién se ha llevado a nuestros niños?». Son preguntas que la modelo Martina Klein y su pareja, el tenista Álex Corretja, se formulan a menudo al observar asombrados a los tres preadolescentes (el hijo de ella y las dos hijas de él) que tienen en casa... «Hay que tomarlo con mucho sentido del humor, pero la verdad es que a veces dan ganas de gritar socorro porque es impactante lo rápido que cambian», explicaba la modelo ayer en Barcelona.

A sus 39 años, embarazada de siete meses de una niña de nombre aún por determinar («hay demasiados portavoces y opinantes y no nos ponemos de acuerdo»), Klein inauguró ayer en la capital catalana el Nomad Fashion Show, un encuentro de moda independiente puesto en marcha por The Style Outlets como preámbulo a la apertura de su nuevo centro de Viladecans. Blogueras, diseñadores e 'influencers' van a desfilar por esta feria a lo largo del fin de semana.

«Las blogueras son las que mandan hoy en la moda. ¿Quién nos lo hubiera dicho, verdad?», observa esta ex top model internacional que no ha querido reconvertirse en 'influencer'. «Siempre me negué a ser bloguera porque me parecía que todo el mundo tenía un blog. Y no me equivoqué, pero es cierto que a algunos les funciona muy bien. Los jóvenes necesitan mirarse en gente más cercana y parecida a ellos. Las modelos de mi época resultábamos mucho más lejanas». En lugar de blog, Klein escribió durante un tiempo una columna semanal en un prestigioso diario catalán... «Soy más romántica. O quizá más antigua», confiesa. Y evoca esa escena de la película 'Bird' en la que Emma Stone, que hace de hija de Michael Keaton, le acusa a su padre de vivir como si no existieran las redes sociales. «¡No te enteras de que el que no existes eres tú!, le dice a gritos».

Klein no ha dejado de existir, pero su existencia ha ido por otros derroteros. «Han sido apuestas personales más que otra cosa». Hija de emigrantes argentinos, llegó a Barcelona con 12 años y durante mucho tiempo echó de menos tener una gran familia... Hasta que encontró a los Corretja y se integró en su ruidoso clan. De ser madre de Pablo, el hijo que tuvo con el músico Alex de la Nuez, se convirtió en «madrastra» (ella asume el término con naturalidad) de las dos hijas de su pareja. Ahora la familia espera «emocionada» la llegada de esa niña que nacerá «si ella quiere» a primeros de enero.

«Estoy pasando un embarazo perfecto, espectacular. Me puedo mover, hago ejercicio, noto al bebé todo el tiempo. Y eso nos da mucha paz. Estoy muy a gustito, tan 'happy' que hasta me da pena que esto se acabe tan pronto», dice la modelo. Después de once años, vuelve a experimentar una gestación «como si fuera la primera vez, porque este estado te da un montón de amnesia y no me acuerdo ya de casi nada». Pero con mucha más tranquilidad. «Sin esos sustos que pasan las primerizas». Y con la garantía de que todo va bien, porque Martina se ha hecho una prueba... «Pero no la amniocentesis -aclara-, sino esa otra en la que mandan tu sangre a Boston, un test prenatal no invasivo en el que no tocan ni la bolsa ni el bebé y tiene más de un 90% de fiabilidad».La modelo anuncia ya desde ahora que, tras el parto, no piensa participar en la carrera por recuperar la figura en tiempo récord. «Mis prioridades van a ser otras». Para empezar, su hija. Y para seguir, un misterioso nuevo proyecto del que no quiere dar detalles. Solo que no guarda relación con la moda, ni con el cine, la literatura o la restauración... «Pronto lo conoceréis. A este paso voy a parir las dos cosas a la vez».

Martina es consciente de que su bebé llega a un país complicado en un momento difícil.