Ideal

Rosa se emociona al narrar sus comienzos en 'OT': «Me da rabia ver vídeos de aquella época»

  • La granadina confiesa que, cuando entró en el programa, «no estaba preparada para nada» y que sintió como «todo lo que me habían enseñado mis padres, no valía para nada en la vida que me había tocado»

La primera edición de ‘Operación Triunfo’ supuso un antes y un después en la historia de los ‘talent show’ en España y también para sus concursantes. De allí salieron artistas consagrados hoy día como David Bisbal, David Bustamante, Chenoa o la granadina Rosa López. Todos ellos coinciden en que aquella experiencia les cambió la vida. Pasaron de ser jóvenes aspirantes a personas reconocidas que se ganaron el cariño de la gente. El cambio fue tal que la propia Rosa se emocionó al recordar cómo era su vida antes, durante y después de proclamarse ganadora de aquella edición. “Cuando entré no estaba preparada para nada. Me di cuenta que todo lo que me habían enseñado mis padres, no valía para nada en la vida que me había tocado. No puedo ver vídeos porque me choca mucho, me da rabia verme así, me enfado”, reconoció.

La denominada ‘Rosa de España’, quien mostró su orgullo al recordar sus orígenes en Almanjáyar, no pudo evitar un amago de lágrimas en su primera intervención durante la primera parte del documental ‘OT: El reencuentro’. Se pudo seguir a través de Televisión Española durante este pasado domingo, con motivo del decimoquinto aniversario de aquel programa que arrancó el 22 de octubre de 2001.

Un programa al que accedió marcada por “el miedo" que le generaba el "no saber qué pasaría con mi vida". “Cuando entré tenía 20 años, pero mi cabeza era la de una niña de 13. Sabía que no estaba preparada para nada. Todo lo que me habían enseñado mis padres no me valía para nada para la vida que me había tocado vivir. Tenía un estado continuo de culpabilidad y de pesimismo", dijo.

También incidió en el ambiente que se respiraba en ‘Operación Triunfo’. Según Rosa, allí existía competitividad “con uno mismo” pero no entre los concursantes. El clima interno era especial hasta el punto que sintió “miedo a ganar” hasta el final.

El haberse proclamado vencedora a Rosa López le supuso un cambio brusco en su vida, tanto que hoy confiesa desconocer “qué habría sido de mi vida si no hubiera ganado”. “Conseguirlo hizo que me pusiera las pilas. Fue el logro más importante de mi carrera y también de mi vida. Desde entonces, cada día es distinto”, subrayó.

Pero hasta que llegó ese momento, la granadina tuvo que atravesar una etapa cargada de emociones, tan satisfactorias como amargas. Según recordó, cuando se le preguntó por lo que sería capaz de hacer por tal de entrar a ‘Operación Triunfo’, Rosa López se comprometió a perder peso “ya que es lo que más me cuesta en la vida”. “Gracias a Néstor Sierra perdí 27 kilos. El resto fue sola, pero él siempre fue mi referencia. Hoy estoy feliz, tengo una filosofía de vida, puedo mirar a los ojos y me siento cómoda aquí sentada”, sentenció.