Ideal

Chicote se harta de la suciedad y el espiritismo en 'Pesadilla en la cocina'

Chicote se harta de la suciedad y el espiritismo en 'Pesadilla en la cocina'
  • Durante la emisión, los espectadores pudieron ver a una hostelera que también era vidente, a pesar de que no veía con claridad cómo gestionar un negocio

El mesón Irlanda del Ferrol se convirtió en el restaurante Lembranzas cuando Chicote visitó el lugar hace cerca de un año, con el programa ‘Pesadilla en la Cocina’. Una entrega que no se ha emitido hasta esta semana, cuando los espectadores han podido ver la transformación de este local, que intentó cambiar su esencia de una manera demasiado forzada.

Durante la emisión, los espectadores pudieron ver a una hostelera que también era vidente, a pesar de que no veía con claridad cómo gestionar un negocio, que rebosaba suciedad por todos sus costados.

Aunque las raciones del Irlanda eran demasiado grandes, lo cierto es que la comida no estaba mala. El problema, sin embargo, estaba de puertas para adentro. La cocina era un auténtico caos, hasta el punto de que el cocinero se quejaba de ciertos comentarios de la dueña, que él mismo consideraba racistas.

Pero si la falta de higiene y de organización fuese poco, a esto se sumó la “videncia” de Manoli, la propietaria, que aseguró delante de las cámaras que podía ver el futuro a través de las cartas. Chicote le preguntó entonces “¿Tú ves algo por ahí? Pues vaya vidente de cojones estás hecha”, le increpó.

Esta entrega de ‘Pesadilla en la cocina’ no tuvo desperdicio, tal y como demostraron los usuarios de las redes sociales. No obstante, haciendo un repaso por los perfiles del restaurante, queda bastante claro que el paso de Chicote por el Irlanda de Ferrol no fue nada grato para sus propietarios.

Comentarios en Facebook de los propietarios: