Ideal

La confesión más dura e inesperada de Eva Santolaria, Valle en 'Compañeros'

La confesión más dura e inesperada de Eva Santolaria, Valle en 'Compañeros'
  • Durante un tiempo, las puertas del cine y el teatro se le cerraban una tras otra porque consideraban que su personaje en la serie le había hecho encasillarse

Quien viviera su adolescencia a finales de los 90 seguramente recuerde a Valle, de la mítica serie ‘Compañeros’. Era la chica más popular de la ficción y muchas fueron las jóvenes que en la vida real intentaron imitar su estilo y su forma de actuar. Eva Santolaria es la actriz que dio vida a Valle durante 4 años, pero su popularidad no le ayudó a conseguir más papeles una vez terminó la serie.

Eva estudiaba derecho cuando se dio cuenta de que lo suyo era la interpretación, de modo que abandonó su carrera universitaria y se introdujo de lleno en el mundo de la ficción. Sus primeros pasos los dio en la televisión catalana, de la mano de ‘Nissaga de Poder’, una serie que supuso un auténtico fenómeno en Cataluña.

Pero el salto a la fama lo dio con ‘Compañeros’. La pandilla que Valle formaba junto a Quimi y el resto de amigos supuso un antes y un después en la historia de nuestra televisión.

No obstante, después de encontrarse en el pico más alto de su carrera, la actriz ha recordado en algunas ocasiones que la popularidad le hizo pasar momentos duros y surrealistas. “Fuimos el primer fenómeno fan, parecíamos estrellas de la música; se traspasó una línea hacia el histerismo que ya no era ser simplemente populares. (…) Uno nunca piensa que los adolescentes vayan a forrar sus carpetas con tu foto.”, decía Santolaria en una entrevista.

La actriz asegura que el fenómeno que se creó entorno a los personajes de ‘Compañeros’ llegó a ser realmente agobiante, a pesar de que después les costó encontrar trabajo en otras ficciones. “Lo que realmente tocaba era demostrar que podías hacer más cosas”, asegura.

Y es que, durante un tiempo, las puertas del cine y el teatro se le cerraban una tras otra porque consideraban que su personaje en la serie le había hecho encasillarse. Esto le provocó una fuerte depresión, dado que en aquella época los actores de televisión se habían convertido en “lo peor de la profesión”. Por suerte, Eva consiguió al fin trabajar en otros proyectos, y ahora continúa su vida junto a sus dos hijos.