Ideal

«Mi edad no es la más adecuada para tener hijos»

«Mi edad no es la más adecuada para tener hijos»
  • Anne Igartiburu ha sido madre de Nico a los 47 años, Ana Rosa Quintana dio a luz a sus gemelos a los 48, Irma Soriano a los 49... Las famosas se apuntan al carro de la maternidad tardía

Justo el día en que Lina Álvarez, una médica de Lugo de 62 años, anunciaba que estaba embarazada y que será madre por tercera vez a mediados de octubre de una niña que se llamará como ella –«me siento como una mujer de 30 años, feliz. Mejor imposible», confesaba–, Anne Igartiburu, otra mamá tardía, reconocía que sus 47 años «no son la edad más adecuada para tener hijos». Su pequeño Nicolás, de tres meses y que nada tiene que ver con el de la tele, es el primer hijo biológico de la presentadora con el director de orquesta Pablo Heras-Casado. Aunque la que lleva la batuta en casa, como buena «amatxu» es ella. ¿Por qué? «Por motivos obvios de matriarcado y logística (risas)», confesó a este periódico una vez.

Anne, la mujer que más veces ha dado las campanadas, justificó no haber dado la suya y tener un hijo antes por no haber encontrado al compañero perfecto. «Es un proyecto de pareja y hasta que no he tenido una con la que compartirlo tampoco he podido, y no he debido, y por eso he pensado que había otras formas de ser madre». Tiene otras dos hijas, Noa y Carmen, de origen vietnamita e indio, que adoptó cuando eran pequeñas. La presentadora vasca asegura que ya se planta con la familia numerosa (ahora podrá disfrutar de descuentos) y que no está entre sus planes tener más retoños: «Está más o menos escrito que no». Aunque nunca se sabe, y si no que se lo digan a Ana Rosa Quintana, que puede presumir de ser una madre todoterreno a los 60 años con sus gemelos Juan y Jaime, de 11.

Mientras tanto, Igartiburu cambia pañales a todo meter. «Los primeros meses son duros. Tienes que saber que te tienes que levantar cada tres horas, que no duermes y no tienes tiempo. Pero es cuestión de organizarse», presumió durante la Madrid Fashion Week. En su caso, ella ha optado por dar la teta a su bebé: «Es una decisión muy personal y me parece bonito, sano y necesario para un peque, pero hay niños que crecen sin pecho y están igual de bien». Su sonrisa revela que está en su mejor momento personal: «Estoy tan feliz. Todo llega. Hay que tener paciencia».