Ideal

¡Genial!:... Niños mexicanos ganadores de robótica, buscan regresar a la NASA ahora

¡Genial!:... Niños mexicanos ganadores de robótica, buscan regresar a la NASA ahora

Indudablemente, el hecho de baber obtenido el primer y también el segundo lugar en la segunda edición del 'International Air and Space Program', ha puesto en la mira a los niños mexicanos de la escuela RobotiX, que han dado a conocer recientemente su experiencia.

Pregunta: “¿Ustedes qué creen que le haga falta a nuestro país para… llegar a Marte?”, cuestionó un conductor al menor llamado Alberto Barrita, ganador de la reciente segunda edición del International Air Space Program de la NASA, quien luego respondió: “primero, que no me maten los políticos”.

Los dos niños mexicanos de la escuela RobotiX que obtuvieron el primer y segundo premio durante la segunda edición del ‘International Air and Space Program’ apuntaron a que sus planes futuros pasan por el Torneo de Robótica Mexicano y las Olimpiadas de Robótica Nacional con el objetivo final de regresar a la NASA.

Durante una entrevista con Paul Lara, en Excélsior TV, los menores Adrián de Jesús Flores Ávalos y Diego Armando Ayala confirmaron que el hecho de haber estado en la NASA ha sido una de las mejores experiencias de su vida.

Allí, según el relataron, no solo aprendieron a trabajar con otros equipos sino que lograron enriquecerse como personas. “Nos hicieron colaborar con gente que no conocíamos y a la vez hacer puntos para su equipo como para el nuestro y sacar un mejor puesto”, aseguró Adrián de Jesús.

Una competición que según su compañero Diego Armando “sí estuvo muy reñida”. “Todos los equipos obtenían muchos puntos y los combinaban para todos sus miembros. Teníamos que juntarnos con todos los demás para hacer un buen trabajo”, manifestó.

El director de proyectos especiales de RobotiX, Héctor Saldaña, recordó que los jóvenes compitieron en la NASA con los trabajos RobotiX Marsabots y Robotix Jetmars, por los cuales obtuvieron el premio de 5.000 dólares para generar proyectos de impacto en sus comunidades y un viaje en gravedad cero.

“Esperamos que el año que viene llevemos a más de 60 niños a concursar”, apuntó Saldaña quien no dudó en recordar que RobotiX es una escuela de formación extracurricular que no compite contra ingenieros ni astronautas. “Es un juego. A través del juego, los niños aprenden”, sentenció.