«Es realista pensar que podemos gobernar en Cataluña»

Inés Arrimadas durante la entrevista. / Fotos: Alberto Ferreras | Vídeo: Virginia Carrasco

La formación liberal entra lanzada en la campaña tras los últimos sondeos y confía en que el PSC no reedite un tripartito con Esquerra

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

El viento sopla a favor de Inés Arrimadas (Jerez, 1981). Lo dicen las encuestas. La candidata de Ciudadanos a la Generalitat es la mejor situada entre los partidos no independentistas y sabe que puede hacer historia. Aunque para ello tanto PP como PSC sean aliados indispensables. «Si ganásemos sería un antes y un después en política», reconoce.

-Por primera vez Ciudadanos podría lograr ser la fuerza más votada en Cataluña.

-Hay que ser muy prudente. La encuesta que vale es la del 21 de diciembre. Es una muy buena manera de empezar la campaña porque el cambio lo tenemos muy cerca y es realista pensar que podemos gobernar Cataluña. Aunque lo importante no es cuántos escaños saquemos, sino si realmente podemos tener un escaño más que los soberanistas.

-Pero el PSC se reafirma en su negativa a facilitar un gobierno naranja.

-Porque está pensando más en escaños que en sus ciudadanos y en sus votantes. La mayor parte de los votantes socialistas, según las encuestas, quiere un gobierno alternativo y un pacto con constitucionalistas. Por tanto, no entiendo el veto del señor Iceta, aunque nosotros vamos a seguir con la mano tendida. Por primera vez espero que sienta la presión y que no ceda ante la ilusión de repetir un tripartito con Esquerra, que sería nefasto para los catalanes.

-¿Disputan al PP el voto de la derecha?

-Tenemos votantes que vienen del PSOE, que antes votaban al PP o que en las generales han votado a Podemos. La lista unitaria del voto constitucionalista en Cataluña es Ciudadanos y, por tanto, hay gente de todas las ideologías que comparten una cosa: acabar con el 'procés'.

-¿Cree que Mariano Rajoy ha gestionado de forma pasiva esta crisis?

-El principal responsable de todo es el Govern, pero el gobierno de España, no solo el de Rajoy, también los anteriores, ha cometido enormes errores que nos han traído hasta aquí.

Inés Arrimadas durante la entrevista.
Inés Arrimadas durante la entrevista. / A. Ferreras

-Los comunes podrían tener la llave del próximo Ejecutivo. ¿Está dispuesta a sentarse a negociar?

-Lo que pedimos es que sean capaces al menos de abstenerse. Creo que si realmente los números dan para hacer un gobierno alternativo pero ellos lo bloquean y hacen presidente a Esquerra, van a tener muy difícil explicar a sus votantes que ante la posibilidad de priorizar políticas sociales sigan priorizando el 'procés'.

-¿Y si la condición es investir presidente a Miquel Iceta?

-Quién va a liderar la alternativa al gobierno nacionalista lo van a decidir los catalanes, no el señor Domènech ni el señor Iceta ni yo misma. Vamos a respetar el resultado y si realmente hubiese otra fuerza que liderara la alternativa, que no fuera separatista pero quedará por delante de nosotros, sin duda tendría nuestro apoyo para formar gobierno. Espero que Iceta haga lo mismo.

-Últimamente son blanco de las críticas. ¿Se han convertido en una amenaza para el resto de la oposición?

-Es muy triste que en un momento como este, en el que deberíamos sumar y pensar más en nuestro país, se esté pensando en atacar a Ciudadanos. Son los últimos coletazos de este bipartidismo que añora los pactos con los nacionalistas.

-Si llega a la Presidencia de la Generalitat su línea a seguir será...

-Revertir todo el daño que ha hecho el proceso y empezar una nueva etapa en la que Cataluña vuelva a ser el motor de España y Europa.

-¿Qué le diría a quienes siguen queriendo la independencia?

-Que con el Gobierno que prometía la independencia no han recibido ninguna otra cosa más que mentiras. No hay nada positivo en cinco años de 'procés'. Yo les ofrezco respeto, cosa que no ha hecho Puigdemont, no prometerles cosas imposibles y luchar por sus intereses.

-Que los exconsejeros acaten el 155, ¿es una marcha atrás o solo una estrategia?

-Es una estrategia judicial. Yo sé que si estos señores vuelven a gobernar van a hacer lo mismo y no necesitamos una reedición del 'procés'.

-¿Preferiría que Junqueras estuviera en libertad en la campaña?

-Ojalá que el exgobierno de la Generalitat no se hubiese saltado todas las leyes ni el Estatuto ni la Constitución, pero lo hicieron y al final la justicia ha tenido que actuar.

-¿Y si volviese a ganar el soberanismo?

-Volverían a hacer lo mismo. La pregunta es: ¿qué pasaría si ganásemos nosotros? Sería un antes y un después en la política catalana y en la política española.

-¿La solución pasa por un referéndum pactado?

-Pasa por hacer reformas en Cataluña y en el conjunto del país. Entender que España solo va a seguir unida si la reformamos.

«El 155 era la mejor opción dentro de que no había buenas opciones»

 -¿Qué ha cambiado en Cataluña desde el 1 de octubre?

 -Que mucha gente que ha estado silenciada durante muchos años ha dicho basta ya y, por primera vez, ha salido a la calle a manifestarse. En los últimos meses en Cataluña se ha caído la careta del independentismo, hemos visto de los que son capaces de hacer y hay mucha gente que ha visto que ya no se puede mantener esta situación y va a ir a votar en masa.

-Se acaba de cumplir un mes de la aplicación del 155. ¿Cuál es su valoración?

-Es la mejor opción dentro de que no había buenas opciones. Hemos aplicado el 155 para convocar elecciones y para restituir la legalidad y la normalidad en Cataluña. Por lo tanto, la valoración es positiva.

 -¿Ha sido menos traumática de lo que se pensaba en un principio?

-Lo traumático era que se fueran las empresas, que silenciarán a la oposición en el Parlamento catalán, que los independentistas se saltasen las resoluciones judiciales o que se nos llamase a la mitad de los catalanes traidores desde el propio Govern. El 155 y las elecciones, que era lo que nosotros proponíamos desde el principio, no era un fin en sí mismo, sino un instrumento para que haya un nuevo Ejecutivo.

 -¿El 21-D servirá de inflexión?

-Lo veo como una oportunidad histórica que no podemos dejar escapar. Para ganar y para gobernar Cataluña de otra manera.

Fotos

Vídeos