El Gobierno quiere identificar a los inquilinos de los pisos turísticos

Página web de Airbnb./
Página web de Airbnb.

Prepara un decreto para obligar a las plataformas intermediarias a realizar un formulario con la identificación del propietario, los inquilinos y los días de alquiler

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Hacienda quiere estrechar cada vez más el cerco sobre el alquiler de pisos turísticos a través de plataformas digitales como Airbnb o Homeaway para que los ingresos por estos arrendamientos no escapen al fisco y puedan tributar. Para ello, el Gobierno prepara un decreto que está en fase de consulta pública en el que pretende obligar a las plataformas intermediarias a realizar un formulario que deberá incluir la identificación del propietario del piso y de los inquilinos.

En concreto, el borrador del decreto establece que esa declaración informativa deberá contener el «titular de la vivienda de alquilada con fines turísticos» así como la identificación de las personas «cesionarias» y el «número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos». De momento, las plataformas ya han presentado alegaciones en contra de esta obligación.

Hacienda ha puesto el foco en estas prácticas y durante la campaña de la Renta avisa a los contribuyentes con pisos en estas plataformas que deben tributar las rentas percibidas por alquiler. En la última campaña de Renta, algunos incluso recibieron un mensaje de advertencia al realizar su declaración que tuvo una gran repercusión. "De acuerdo con los datos de que dispone al Agencia Tributaria usted ha realizado anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluido internet. Le recordamos que, en caso de haber percibido rentas por alquiler, deben de incluirse en la declaración", rezaba el mensaje.

Las advertencias de Hacienda

El objetivo de la medida es perseguir los alquileres turísticos ilegales que tanto daño están haciendo al sector y que fue incluido como prioridad en el plan de control tributario y lucha contra el fraude de la Agencia. Sin embargo, no es la pimera vez que Hacienda lanza mensajes de advertencia a los contribuyentes sobre distintas novedades fiscales o aspectos tributarios con alto riesgo de fraude.

En la campaña de Renta de 2013 los avisos se produjeron para los perceptores de pensiones en el extranjero, cuyo importe debían declarar. De hecho, Hacienda envió una carta a estos pensionistas en el que les recordaba que debían cumplir con este requerimiento y les advertían de la "infracción grave" que suponía no hacerlo. De hecho, se abrieron casi 30.000 procedimientos inspectores aunque finalmente ante el revuelo generado el año pasado se aprobó una amnistía para los pensionistas que habían declarado sus ingresos fuera de plazo.

También, ese mismo año, con la puesta en marcha del denominado modelo 720 de declaración de bienes y patrimonio en el exterior la Agencia Tributaria aprovechó la campaña de Renta para avisar de la necesidad de informar de estas propiedades. En caso contrario, la sanción puede suponer el 150% de la cantidad no tributada.

Fotos

Vídeos