Los vigilantes de El Prat piden una mejora salarial del 30%

Colas en el aeropuerto de El Prat ayer, durante la jornada de huelga de vigilantes/Alejandro García / Efe
Colas en el aeropuerto de El Prat ayer, durante la jornada de huelga de vigilantes / Alejandro García / Efe

La empresa Eulen ve «inadmisible» esa subida antes de la reunión que tendrán mañana a petición de Aena, mientras se realiza el segundo día de huelga

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Una mejora salarial del 30%. Esa es la reivindicación de los vigilantes de seguridad del aeropuerto de El Prat, que mañana llevarán a cabo la segunda jornada de huelga parcial. En concreto, los trabajadores piden a la empresa Eulen, la concesionaria de los puestos de control del aeródromo barcelonés, un complemento de 350 euros en cada paga que se sumarían a los 950 euros mensuales de nómina que cobran estos empleados. Una retribución extra que desde el comité de huelga aseguran que reciben los vigilantes de otras infraestructuras como los ferrocarriles.

Más información

Sin embargo, la compañía considera «desproporcionada e inadmisible» esa demanda. De hecho, la empresa habría propuesto un incremento salarial de 30 euros, algo calificado por los trabajadores como «ridículo». En cualquier caso, desde Eulen han insistido en que en las reuniones mantenidas el viernes se había alcanzado un «amplio consenso en las reivindicaciones de carácter social y aspectos organizativos solicitados por el comité de huelga». Pero el gran obstáculo llegó al hablar del tema salarial.

Para tratar de desatascar la situación, Aena ha convocado a ambas partes a celebrar una reunión mañana a las 9.30 horas en la sede de sus instalaciones. El gestor aeroportuario ha apelado a la «responsabilidad» de empresa y trabajadores para evitar «nuevos perjuicios a los pasajeros» del aeropuerto. En este sentido, ha recordado en un comunicado que se han producido «avances» en varios temas y «sólo queda pendiente el aspecto salarial».

«Lavado de imagen»

Sin embargo, los trabajadores mostraron su escepticismo sobre la mediación de esta institución. «Estoy convencido de que es un lavado de imagen de Aena para no llegar a acuerdos y luego culpar al comité», ha afirmado hoy Juan Carlos Giménez, asesor de los trabajadores. Asimismo, ha negado que exista un acuerdo con la empresa en el resto de capítulos, entre los que se encuentra aumentar el personal y mejorar la formación.

Este sábado la jornada transcurrió con normalidad, con unas colas que no superaban los 20 minutos. Pero de momento, los paros convocados para mañana, el lunes, así como los días 11 y 13 se mantienen. También la huelga indefinida desde el día 14. Unas protestas que coinciden con plena temporada alta turística, lo que facilita las aglomeraciones.

En la primera jornada de paros parciales el pasado viernes los mayores problemas se registraron en la terminal 2, donde el tiempo máximo de espera para superar el control de seguridad fue de más de una hora y media. Sin embargo, en la terminal 1 la situación fue algo menos grave y las colas se prolongaron alrededor de una hora. En cualquier caso, desde el aeropuerto recomendaron a los pasajeros llegar con al menos cuatro horas de antelación para evitar que las complicaciones pusieron en peligro coger a tiempo el vuelo.

Fotos

Vídeos