Uno de cada cinco españoles invierte en un plan de pensiones sin saber cómo funciona

Mujeres confeccionan prendas de vestir en una residencia de ancianos de Montevideo. /Andres Stapff (Reuters)
Mujeres confeccionan prendas de vestir en una residencia de ancianos de Montevideo. / Andres Stapff (Reuters)

El 59% admite que vive sobre todo «para el presente» y solo uno de cada cuatro «invierte para el mañana», según una de las principales gestoras de fondos

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El Gobierno acaba de aprobar su último plan para “incentivar el ahorro a largo plazo” que, fundamentalmente, reducirá las comisiones por tener un plan de pensiones -con una horquilla de entre el 0,2% y el 1,5% según la actividad que vaya a compensar y el tipo de producto que sea- y, asimismo, permitirá recuperar el dinero ahorrado en ellos una vez transcurrido un plazo mínimo de diez años que empezaría a contar desde 2015 (cuando se aprobó la reforma fiscal que así lo contemplaba). Sin embargo, persisten las dudas sobre la rentabilidad de este tipo de herramientas con los tipos de interés en un persistente mínimo histórico, sin contar además con la ‘letra pequeña’ de los contratos muchas veces desconocida.

De hecho, uno de cada cinco españoles reconoce haber contratado un plan de pensiones sin entender realmente cómo funciona, ni tampoco cuáles eran sus características concretas. Y no es una encuesta cualquiera de un buscador más de internet, sino que se trata de un informe elaborado por la firma Legg Mason, una de las principales gestoras de fondos de inversión del mundo tras haber realizado entrevistas telefónicas a 15.300 personas de 17 países diferentes, incluido España.

¿Conoces todos los detalles de tu plan de pensiones?:

Los resultados de su consulta parecen reveladores. Así, solo un 6% está dispuesto a suscribir un producto de ahorro de este tipo a través de internet, sin recibir un asesoramiento financiero “de factor humano” previo, posibilidad por la que se decantan casi la cuarta parte (24%). La mayoría (48%), no obstante, prefiere combinar ambas facetas. No obstante, a título informativo, solo tres de cada diez (31%) demandan que ese contacto sea en persona, mientras que otro 20% aceptaría que fuera por vía telefónica y un 11% incluso lo haría en una página web.

La pregunta es hasta qué punto la gente hace realmente una planificación financiera respecto a su retiro laboral. Y, vistas las respuestas obtenidas, lo cierto es que no parece obsesionar precisamente mucho. De hecho, uno de cada cinco (21%) “realmente no piensa en el mañana”, esto es, hace buena la frase de “vivo día a día”. La mayoría (59%), eso sí, admite que aunque su prioridad es el hoy, les “gustaría invertir más pensando en el mañana”. El resto de los españoles sí está más preocupado por la cuestión: el 13% dice que, además, de vivir el presente, invierte “para el mañana”, mientras que solo un 8% “prefiere ahorrar e invertir” para ese “mañana”.

La mayoría seguiría “trabajando”

Pero, ¿cuándo llegaría el referido “mañana”? Según la encuesta de la firma Legg Mason, para muchos superaría los 65 años y cinco meses en que está fijada la edad legal de jubilación en la actualidad, aunque en 2027 llegará a los 67 años en virtud del ascenso progresivo que se incluyó en la última reforma del sistema público de pensiones. Y es que casi la mitad de los españoles (el 46%) optaría por “continuar trabajando” pese a que le llegase la hora del retiro laboral.

En cualquier caso, lo que está claro es que prácticamente todos (el 96%) los que en la actualidad tienen un trabajo reconocen estar “preocupados” -aunque solo sea “algo”- por el nivel de ingresos que espera recibir cuando deje el mercado laboral. En este sentido, dos de cada tres (el 69%) estima que contará con una pensión pública, frente a un 12% que tiene dudas al respecto y, lo que llama más la atención, un 19% que estima que no podrá disponer de ella. Es decir, que una de cada cinco personas tendrá que depender de otro tipo de rentas cuando se jubile.

De entre quienes sí esperan que recibir una prestación pública de ese tipo, cuatro de cada diez (42%) considera que será inferior a la actual, mientras que el 19% opina que resultará similar y solo uno de cada diez (10%) piensa que incluso podrá aumentar. Y respecto a qué hacer con ese dinero, amén de pagar sus gastos habituales, dos de cada tres (63%) preferiría viajar mucho y seis de cada diez (60%) querría “gastar todo su dinero antes de morir”, aunque solo la mitad (48%) cree que ya tendría “asegurado” el acceso a una “buena” asistencia sanitaria.

Fotos

Vídeos