Apenas un 2,2% de las ofertas de empleo se dirigen a los mayores de 46 años

Trabajadores de una fábrica./Archivo
Trabajadores de una fábrica. / Archivo

Las vacantes crecieron un 10,6% en 2016 y seis de cada diez se concentraba en el sector servicios

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La recuperación del mercado laboral es una realidad, pero también es una evidencia que esta recuperación no llega de la misma forma a todos, tal y como se pone de manifiesto en las tremendas desigualdades que hay por comunidades autónomas, colectivos o sectores y que se refleja de forma significativa en el Informe Infoempleo Adecco 2016 presentado este martes.

La cara de este mercado laboral es que el pasado año la oferta de empleo aumentó un 10,6%, y ya van cuatro ejercicios consecutivos de crecimiento. Así, desde 2013 acumula un alza de 34 puntos porcentuales, por lo que la recuperación parece ya “consolidada”, según considera el informe. Sin embargo, la cruz es que los grandes perjudicados de la destrucción masiva del empleo que tuvo lugar durante la crisis económica lo tienen incluso más difícil que un año atrás. Se trata del colectivo de mayores de 46 años, para los que apenas se dirigen un 2,25% de las ofertas de trabajo, casi la mitad de las que había en 2015 (4,04%). Una paradoja si se tiene en cuenta que de los más de 3,7 millones de parados que todavía hay en España, casi cuatro de cada diez (1,4 millones) son mayores de 45, según datos de la última EPA.

De igual manera, los más jóvenes tampoco lo tienen fácil, y para los menores de 25 años van el 9,8% de las vacantes. Por el contrario, el grueso de la oferta laboral es para la franja que va de los 26 a los 35 años, que concentra el 62% de la demanda laboral. Y es que el criterio de edad se recoge de forma explícita en el 26% de las ofertas. Y sin embargo, la experiencia es algo muy valorado por las empresas, puesto que para ocho de cada diez empleos se pide experiencia previa, una media de 3,35 años.

Y si hay desigualdad por edades... también se da en gran medida por regiones. Así, Madrid, Cataluña y País Vasco siguen siendo las comunidades autónomas con mayor potencial y entre estas tres concentran seis de cada diez ofertas de empleo. Si se incluye también a Andalucía y Valencia, estas cinco autonomías aglutinan tres cuartas partes de la oferta de empleo generada durante el último año (76,5%). A su vez, apenas cuatro provincias, Madrid, Barcelona, Vizcaya y Valencia, acumulan más de la mitad de las vacantes, concretamente el 55,1%.

La pregunta es: ¿dónde se está creando empleo? Y la respuesta no podía ser otra: el principal motor del mercado laboral sigue siendo el sector servicios, que generó seis de cada diez puestos de trabajo, y eso pese a que experimentó una caída de 11 puntos respecto a 2015. No obstante, el informe destaca que la industria es el sector que mejor comportamiento registró durante el último año, puesto que creció 13 puntos hasta aglutinar el 27% de las vacantes, gracias principalmente al sector del automóvil y de la energía. Por su parte, la construcción, no hace tanto un sector fundamental en la economía española, permanece estable en el 2,26%, en tanto que las TIC pierden un poco su capacidad al pasar de un 14,6% en 2015 al 12,5% actual.

Temas

Paro

Fotos

Vídeos