Ideal

La huelga se acaba en uno de cada cinco puertos tras los acuerdos selectivos

Normalidad en las dos terminales de contenedores del Puerto de Algeciras (Cádiz).

Normalidad en las dos terminales de contenedores del Puerto de Algeciras (Cádiz). / A. Carrasco (Efe)

  • Las principales firmas de la estiba aceptan las exigencias sindicales y se recobra el ritmo de trabajo en las grandes terminales del país

Los sindicatos de estibadores parecen estar logrando ya réditos apreciables de la estrategia de conflictividad social, al lograr preacuerdos con varias grandes compañías concesionarias de las actividades de carga y descarga de mercancías para que se recobre el ritmo en uno de cada cinco puertos de la red de interés general (nueve de 46). A cambio, esos grupos se avienen en principio a aceptar la mayoría de las reivindicaciones que su patronal rechazó a finales de la semana pasada.

En esta tesitura, la tercera semana de huelga en los puertos ha convertido los paros parciales (en horas y días discontinuos) en selectivos, dado que solo se están aplicando en aquellas terminales donde las empresas «no han alcanzado compromisos con los sindicatos». Así lo señalaron esté miércoles desde el Ministerio de Fomento tras destacar que el seguimiento medio de las movilizaciones bajó durante la jornada hasta el 22,7%, frente al 99% que se registró a principios de mes e incluso el 89% del lunes, cuando se empezaron a alcanzar los primeros pactos parciales.

La paz social se ha sellado temporalmente –los preacuerdos estarán vigentes hasta el próximo 30 de septiembre, plazo que empresas y representantes de los trabajadores se han dado para suscribir documentos definitivos– en los tres principales puertos del país: Algeciras, Barcelona y Valencia, que el año pasado concentraron el 43% del tráfico de carga y descarga en las instalaciones de la red nacional. También han seguidos sus pasos en Baleares, Las Palmas, Tenerife, Sevilla, Castellón y Gijón. No obstante, en algunos de ellos se mantienen paros selectivos para los servicios de aquellas firmas que han decidido no firmar.

Bajas en la patronal

Entre las que sí han aceptado la propuesta sindical destacan dos de los grandes operadores internacionales, Maersk y TTIA. Otros, como Bergé, Ership y Algeposa, siguen sufriendo la huelga y han decidido dejar la patronal de la estiba, Anesco, al estimar que su papel ha quedado en entredicho dado que algunos grandes operadores están firmando acuerdos por su cuenta. Dicha organización, por su parte, se están planteando celebrar una estrategia para decidir si revisa su estrategia, en la que ha rechazado de plano las principales reivindicaciones sindicales al considerar que chocan con la normativa vigente y además vulnerarían la legislación sobre competencia.

Ante esta situación, la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE) ha pedido «amparo» a las autoridades nacionales y europeas, ante lo que consideran un «chantaje» sindical logrado con huelgas «ilegales». Según ellos, los acuerdos que se están firmando no respetan ni el decreto del Gobierno que reforma el sector ni la jurisprudencia de la UE porque «mantienen el ‘statu quo’ anterior a la nueva ley», al mantener el poder de los sindicatos en los nuevos centros portuarios de los que dependerán los estibadores. También aceptan la subrogación de plantillas y que los trabajadores puedan participar en la formación y acceso a la profesión, mientras que éstos asumirían una reducción salarial del 10% para los sueldos medios y altos, al tiempo que incrementarían su productividad.