Ideal

Báñez ofrece al PSOE llegar a acuerdos sobre empleo, pero sin derogar la reforma laboral

La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez. / Efe
  • Asume que, si el PP forma nuevo Gobierno, tendrá que "trabajar para construir consensos cada día", y añade que "en el ámbito del mercado de trabajo hay muchos ámbitos" donde puede haber acuerdo

La ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, ha ofrecido al PSOE la posibilidad de llegar a acuerdos en materia de empleo, pero ha dejado claro que un nuevo gobierno del PP no va a derogar la reforma laboral como reclaman los socialistas desde que se aprobó.

"La alternativa a la reforma laboral es nada, y volver a las políticas que trajeron a España cinco millones de parados no es acertada", ha dicho Báñez en una entrevista en Antena 3, en la que ha defendido que "los consensos se consiguen cediendo todos un poquito".

Igual que ha hecho el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, Báñez ha asumido que, si el PP forma nuevo Gobierno, tendrá que "trabajar para construir consensos cada día", y ha añadido que "en el ámbito del mercado de trabajo en general hay muchos ámbitos" donde puede haber acuerdo con el PSOE.

Según ha dicho, entre los programas de PP, PSOE y Ciudadanos hay más coincidencias que diferencias en lo relativo a mejorar la calidad del empleo. Además, ha recordado que cuando el PSOE de Pedro Sánchez firmó un acuerdo de gobernabilidad con Ciudadanos no incluyeron la derogación de la reforma laboral, sino otros asuntos como la calidad o las políticas activas de empleo. "Ahí seguro que vamos a encontrar coincidencias".

El PP tiene que "ganarse la estabilidad cada día"

Báñez ha dicho ser "optimista" sobre la posibilidad de que pronto haya un gobierno que pueda tomar decisiones y, además, ha defendido que "los españoles no merecen terceras elecciones". Para ello, ha reconocido que el PP tiene que "ganarse la estabilidad día a día" y también "permitir que el PSOE tenga sus tiempos para decidir" si finalmente se abstiene y deja gobernar a Mariano Rajoy.

La ministra en funciones ha vuelto a rechazar también la que ha sido una de las propuestas 'estrella' de Ciudadanos, el contrato único, afirmando que "España no es país para contrato único, como tampoco lo es ningún país de la UE", porque cada sector tiene sus necesidades. Eso sí, ha reconocido que tampoco se puede "castigar" a un trabajador a estar siempre con contratos temporales.