Ideal

Los sindicatos advierten de que ya no queda apenas tiempo para el acuerdo salarial

Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.
Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo. / Efe
  • Exigen al Gobierno que no intervenga en la negociación salarial

  • Méndez emplaza al Ejecutivo a que "guarde el látigo en la latiguera"

Esta semana, los representantes de las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos UGT y CCOO están emplazados a una reunión al máximo nivel para intentar cerrar el acuerdo de negociación colectiva en el tema salarial. Los sindicatos plantean una subida del 1,5% para este año, mientras que la patronal propone un 0,6% para 2015 y un 0,8% para 2016. Los secretarios generales de UGT Y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, creen que el Gobierno "intenta influir" en la negociación con indicaciones indirectas, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de sólo un 0,5% para este año.

"El Gobierno se puede meter el látigo en la latiguera", afirmó Méndez "y desaparecer de este tema, que es competencia de los agentes sociales". Toxo señaló que la política salarial que defiende el Gobierno "está trasnochada" y no la comparten ni el FMI ni la OCDE. Los sindicatos recalcan que para consolidar la recuperación, hay que impulsar la demanda interna y para ello es necesario que suban los salarios y que los trabajadores recuperen poder adquisitivo. Toxo insistió en que ya no queda apenas tiempo para alcanzar un acuerdo que sirva de referencia a la firma de los conveníos colectivos sectoriales y de empresa y, aunque no lo consideró un ultimátum, sí precisó que "no es posible ir más allá de febrero" en la negociación. Méndez añadió que, si llegan a la conclusión de que el acuerdo no es factible, puede haber un "levantamiento simultáneo de la mesa" por ambas partes.

Respeto a la modificación del sistema de formación para el empleo, con un presupuesto crecano a los 1.800 millones de euros procedentes de las cuotas abonadas por empresas y trabajadores y que podría ser aprobado este viernes en Consejo de Ministros, el secretario general de CCOO fue muy crítico: "Espero que el Gobierno no opte por la vía del decreto para modificar la formación porque son recursos que no le pertenecen. Tratar de expulsar a sindicatos y empresarios del gobierno del sistema me parece un mal negocio y un mal precedente. Somos protagonistas en el lugar donde nace la cuota y tenemos que ser protagonistas en el gobierno del sistema".

UGT y CCOO presentaron las movilizaciones que realizarán en los próximos días -hasta 45 actos en casi todas las capitales de provincia- con el fin de defender el derecho de huelga y exigir al Gobierno que retire el proyecto de ley de seguridad ciudadana donde, a su juicio, se restringe el derecho constitucional de la huelga. En España hay cerca de 300 sindicalistas en procesos judiciales o sentenciados por participar en piquetes informativos.