El número 2 de Montoro, imputado por prevaricación y malversación

José Enrique Fernández Moya, junto a Cristóbal Montoro./Efe
José Enrique Fernández Moya, junto a Cristóbal Montoro. / Efe

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, está citado a declarar el próximo 5 de junio por una querella sobre pagos «inflados» a la empresa Matisreg

CECILIA CUERDOSevilla

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, tendrá que declarar el próximo 5 de junio como investigado por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad. Las diligencias se centran en su época como alcalde de Jaén, cuando realizó unos pagos a una empresa de mantenimiento de la ciudad pese a los reparos de la intervención.

Fuentes judiciales han confirmado que la investigación se inició a raíz de una querella presentada por dos miembros del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Jaén a finales del pasado año. Desde ese momento, el juzgado de instrucción 2 de Jaén ha estado recabando información del consistorio, de la Agencia Tributaria y un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Guardia Civil. De momento las pesquisas se centran en cuatro personas, incluida el exalcalde de Jaén y actual número 2 del Ministerio de Hacienda, que han sido citados a declarar el próximo 5 de junio. Asimismo, se está tomando declaración como testigos a otros cargos del ayuntamiento, como el actual interventor.

Según ha adelantado la Cadena Ser, el informe de diligencias previas desvela que Fernández de Moya «ordenó personalmente en contra de los informes y reparos de legalidad del interventor del consistorio jiennense, distintos pagos a la empresa Matinsreg, encargada del mantenimiento de las fuentes ornamentales de la capital». Para ello, la empresa habría presentado facturas falsas con conceptos o servicios no ejecutados, lo que provocó un «sobrecoste de considerable gravedad» para el Ayuntamiento.

Tras conocer la citación, el secretario de Estado de Hacienda se ha defendido recordando que la denuncia parte del grupo municipal socialista y que es similar a otra presentada en 2014 y que ya fue archivada por la Fiscalía. Fernández de Moya ha confirmado que aún no ha recibido ninguna notificación, aunque entiende que se trata de los mismos hechos que los que fueron archivados, pero en cualquier caso ha señalado que en su época de alcalde actuó «siempre y en todo momento con la legalidad en la mano». Y ha esgrimido un informe del secretario general del Ayuntamiento que, dice, señalaba «claramente» la legalidad de su actuación.

Fernández de Moya abandonó la alcaldía andaluza en 2015 dejando al consistorio en una delicada situación financiera, ya que el de Jaén es el ayuntamiento más endeudado de España. Desde IU ya han pedido la dimisión de Fernández de Moya al entender que su citación supone una «falta de credibilidad para los presupuestos generales del estado».

Fotos

Vídeos