Miles de pensionistas toman Madrid y reclaman al Gobierno una prestación «digna»

Asistentes a la manifestación por unas pensiones dignas en Madrid. / Fernando Villar (Efe) I Atlas

Los manifestantes protestan en las calles de la capital por el insuficiente alza del 0,25% y piden que estas ayudas se revaloricen en función del IPC

David Valera / AGENCIAS
DAVID VALERA / AGENCIASMadrid

Decenas de miles de personas han tomado las calles de Madrid para defender unas pensiones «dignas» y reclamar al Gobierno que estas prestaciones se revaloricen en función del IPC. Una manifestación convocada por la Coordinadora Estatal en Defensa de las Pensiones a la que también se han unido sindicatos, decenas de asociaciones sociales y partidos políticos y que se suma al centenar de marchas que han recorrido las principales ciudades de España para protestar por el que consideran insuficiente incremento del 0,25% de estas ayudas.

La marcha, que comenzó a las 18 horas desde la Puerta del Sol y culminó en la plaza de Neptuno, ha puesto el colofón a una jornada reivindicativa. Entre cánticos de «menos ladrones y más pensiones» o «pensión justa ya», los manifestantes han criticado la política del Gobierno. En concreto, durante el recorrido corearon cánticos contra la revalorización del 0,25% de las pensiones, el mínimo que marca la ley aprobada por el Gobierno en 2013 y que desvinculó su incremento de la inflación.

Por ese motivo la mayoría de cánticos tenían como diana de las críticas al Ejecutivo. «Rajoy, escucha, devuélvenos la hucha», se ha escuchado con fuerza. Una proclama en referencia a la reducción del Fondo de Reserva del sistema de pensiones que ha pasado de superar los 60.000 millones en 2011 a tener poco más de 8.000 en la actualidad. De hecho, el Gobierno se ha visto obligado a inyectar a través del Tesoro hasta 15.000 millones este curso para hacer frente a las pagas extras de las pensiones sin agotar la hucha. El año pasado los Presupuestos ya incluyeron también un préstamo de 10.000 millones a la Seguridad Social por el mismo motivo.

Entre los asistentes en la marcha estaba el secretario general de CC OO, Unai Sordo, quien ha considerado que las pensiones necesitan una «política de altura» y recordó que el crecimiento económico de España, con un incremento del PIB superior al 3% en los últimos tres años, «no se está distribuyendo entre la mayoría social y lo están pagando los pensionistas y el conjunto de la clase trabajadora». Así, ha advertido al Ejecutivo que tiene un «problema social de primer orden» y que si no rectifica en sus reformas «el conflicto social está asegurado».

También desde UGT reclamaron un aumento de las pensiones vinculado a la inflación para evitar la pérdida de poder adquisitivo. «Si hay dinero para rescatar autopistas o bancos tiene que haber dinero para subir las pensiones de acuerdo, al menos, al IPC», ha señalado el secretario general del sindicato, Pepe Álvarez, quien también ha criticado algunas de las medida propuestas por el Gobierno como ampliar de 12.000 a 14.000 euros la exención de tributación en el IRPF. «No sirve bajar los impuestos para subir las pensiones de los más ricos», ha afirmado Álvarez. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los pensionistas ganan menos de 12.000 euros. De hecho, un tercio cobra menos de 8.200 euros que marca el umbral de la pobreza, según el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha).

Bajo la lluvia

Anteriormente, por la mañana miles de pensionistas desafiaron a la lluvia y en ocasiones a la nieve para recorrer el centro de Madrid en una marcha convocada por los sindicatos UGT y CC OO con la que se inicio esta histórica jornada de reivindicaciones.

«¡Que viva la lucha por las pensiones!» o «IPC para la vejez», han sido algunos de los cánticos más repetidos durante la protesta que ha comenzado en la Puerta del Sol y ha recorrido el centro de la ciudad hasta llegar en la plaza del Museo Reina Sofía, cuyas escalinatas esta vez estaban abarrotadas no por una exposición, sino por pensionistas exigiendo una «prestación digna ya».

En cualquier caso, parece que las promesas del presidente Mariano Rajoy en el pleno monográfico del Congreso esta semana donde se comprometió a subir las pensiones mínimas y de viudedad, aunque lo vinculó a la aprobación de los Presupuestos, no parece haber aplacado las protestas.«Rajoy, escucha, estamos en la lucha», o el clásico «Sí, se puede», se han repetido durante el manifiesto leído por los cantantes Ana Belén, Víctor Manuel y Miguel Ríos que ha puesto fin a una mañana reivindicativa en la capital que se reproducirá en el resto de grandes ciudades del país.

En Barcelona, miles de personas, en su mayoría jubilados, han vuelto a salir a la calle. La manifestación, impulsada por la Marea Pensionista de Cataluña con el apoyo de los sindicatos CC OO y UGT, ha arrancado poco después de las 11:00 horas de la Plaça Urquinanona y discurrirá hasta la Delegación del Gobierno en Cataluña, en la calle Mallorca, donde se leerá un manifiesto contra las políticas sociales de los últimos gobiernos.

Los manifestantes, entre ellos también muchas personas jóvenes, rechazan el incremento del 0,25% de las pensiones para este 2018 y denuncian el empobrecimiento de los pensionistas, teniendo en cuenta que la economía española ha crecido un 3% en el último año y que los precios lo han hecho más de un 1%.

Además de Barcelona, los pensionistas también se han movilizado en defensa de sus derechos en otras ciudades catalanas como Tarragona, Lleida, Girona, Tortosa (Tarragona), Reus (Tarragona) o Granollers (Barcelona).

En Barcelona, bajo el lema 'No al pacto de Toledo', los manifestantes han lanzado consigas contra el Gobierno de Mariano Rajoy y han defendido la convocatoria de una huelga general, siguiendo el camino marcado por el movimiento feminista. Los líderes de CC OO y UGT de Cataluña, Javier Pacheco y Camil Ros, respectivamente, han destacado que esta movilización «va más allá de los pensionistas y los jubilados», ya que está en juego el futuro del sistema de pensiones, y han reclamado la derogación de la reforma laboral impulsada por el PP para garantizar los ingresos que necesitan las arcas de la Seguridad Social.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de la Marea Pensionista, Domiciano Sandoval, ha dicho que estas movilizaciones, que este sábado se llevaron a cabo en toda España, son «la demostración más palpable del fracaso del Gobierno», que ha de revalorizar urgentemente las pensiones, y ha recalcado que esta es una lucha «que nos incumbe a todos».

«Vamos a luchar por nuestro futuro, por el de nuestras pensiones, por nuestros abuelos, que es también luchar por nosotros», ha subrayado Sandoval.

Uno de cada tres pensionistas cobra por debajo del umbral de la pobreza

Uno de cada tres pensionistas cobra por debajo del umbral de la pobreza. En concreto, el 32,6% de los beneficiarios de estas prestaciones (alrededor de 3,1 millones de pensionistas del total de 9,5 millones que perciben estos recursos) gana menos de los 8.200 euros que delimita el riesgo de exclusión social, según denunció ayer el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha). Estos datos ponen de manifiesto que este colectivo tan vulnerable no se vería beneficiado de aumentar de 12.000 a 14.000 euros la exención de tributación en el IRPF que han pactado el Gobierno y Ciudadanos porque ya están liberados de ese gravamen. Por tanto, no tendrían el ahorro de 190 euros que el portavoz del PP, Rafael Hernando, estimó por esta medida. De hecho, según Gestha el 63% de los pensionistas ganan menos de esos 12.000 euros y, por tanto, no se verían afectados por esta modificación.

Pero dentro de estos niveles de precariedad la brecha de género surge con fuerza. Y es que el 60,4% de quienes reciben estas prestaciones inferiores al umbral de la pobreza son mujeres -en total son 1,9 millones-. Una diferencia que se debe en gran parte a que la mayoría de las receptoras de las pensiones de viudedad (que se sitúan entre las de cuantía más baja) son mujeres. En concreto, las pensionistas mayores de 65 años ganan de media 5.770 euros menos que los hombres. De esta manera, la prestación media de las mujeres es de 11.836 euros anuales.

Desde Gestha resaltaron que estos datos ponen de relieve la «urgente necesidad de incrementar las pensiones mínimas».

Fotos

Vídeos