La moción de censura y la petición de elecciones desploman un 1,7% al Ibex-35

La moción de censura y la petición de elecciones desploman un 1,7% al Ibex-35

La desconfianza de los inversores se reflejaba también en la prima de riesgo sobre la deuda española que repuntaba hasta 110 puntos básicos, máximos del año

ESTHER GARCÍA LÓPEZMADRID

La decisión de Pedro Sánchez de presentar una moción de censura contra el Gobierno del PP y la petición de elecciones anticipadas por parte de Ciudadanos han desplomado al Ibex-35, que inició la semana en los 10.112 enteros y ha cerrado hoy en los 9.826 puntos, con una caída del 1,7% en la sesión, en la que los bancos y las energéticas se han llevado la peor parte. El selectivo español se ha dejado en la semana un 2,8%.

El único de los índices europeos que ha acompañado de cerca al selectivo español, el peor parado de Europa, ha sido el FTSE Mib de Milán, que se ha dejado en la jornada un -1,54% debido a la incertidumbre política que vive Italia. Le seguía el Cac 40 de París, que perdió un 0,11%. El Dax 30 de Fráncfort se apuntó al verde y fue el índice que más subió con un 0,65%, seguido por el FTSE 100 de Londres, que remontó un 0,18%.

En el Ibex-35 los inversores han optado por deshacer posiciones y solo tres valores lucían el verde. IAG repuntaba un 2,23% impulsada por la bajada del precio del petróleo. La seguían Amadeus (+0,87%) y Meliá Hotels (+0,17%). El resto, menos Inditex que ha cerrado en tablas, ha retrocedido con las energéticas y la banca liderando los desplomes. CaixaBank fue el valor que más se dejó en la sesión un -3,77%, seguida por Gas Natural (-3,29%), Acciona (-3,17%), Enagás (-3,08%) y Repsol (-3,02). 

Por su parte, en la bolsa de Tokio el índice Nikkei 225 terminó la sesión con una subida del 0,06%, en los 22.450 puntos. Este ligero avance contrastó con las pérdidas con que cerró el jueves Wall Street. El Dow Jones se dejó en la jornada un 0,30%, y terminó en los 24.811 puntos, mientras que el S&P 500 cedió un 0,20%, hasta los 2.727.76 enteros, y el Nasdaq perdió un 0,02%, hasta los 7.424 puntos.

Entre las referencias macroeconómicas de hoy hay que destacar los datos sobre el índice de confianza empresarial del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) que se situó en mayo en 102,2 puntos, el mismo nivel que alcanzó en abril, con lo que frenó las bajadas registradas en los últimos cinco meses. Mientras que el Producto Interior Bruto del Reino Unido (PIB) creció un 0,1% en el primer trimestre del año, según informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

En este escenario dominado por la incertidumbre, la prima de resigo española ha subido hasta los 105 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años remontando hasta el 1,46%. En el mercado de divisas, el euro se intercambia a 1,17 dólares.

Por lo que respecta al mercado de materias primas, el precio del petróleo se corrige. El barril de Brent baja hasta los 76 dólares y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cede hasta los 68 dólares. Estas bajadas las ha motivado la posibilidad de que la OPEP y Rusia reduzcan sus recortes de producción tras la posibilidad de que Venezuela e Irán decidan disminuirla. Por su parte, el oro cotiza prácticamente plano y se paga a 1.303 dólares la onza.

A la incertidumbre política en España e Italia se suman el incremento de las tensiones geopolíticas entre EE. UU. y Corea del Norte, debido a que ayer se canceló la cumbre que se iba a celebrar en junio entre Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-Un, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, aún sin resolver, y la situación de los rendimientos de los bonos americanos, cercanos al 3%. Todo ello, según apunta Sergio Ávila, analista de mercados de IG, «lleva al mercado a situarse en una gran volatilidad y nos obliga a permanecer muy cautos en estos momentos».

Fotos

Vídeos