El Ibex-35 supera los 10.100 y gana un 1,8% en la semana

Sede de la Bolsa de Madrid. /Víctor de Los Reyes (Efe)
Sede de la Bolsa de Madrid. / Víctor de Los Reyes (Efe)

El euro, al cierre de la sesión, perdía posiciones y se alejaba del nivel de 1,2 unidades

CRISTINA VALLEJO

Aunque durante la mayor parte de la sesión el selectivo español se mantuvo en positivo, sí mostró dudas en algún momento entre continuar en verde o entrar en pérdidas. Despejó cualquier incógnita a partir de las tres y media de la tarde cuando se decidió totalmente por las subidas. Al cierre, daba un último cambio en los 10.104,1 puntos, sus máximos intradiarios, lo que supone un avance del 0,65%. En la semana ha sumado un 1,80%.

Los números verdes dominaron en los mercados de renta variable. Y más que el selectivo español se anotaron el Ftse Mib de Milán, que sumó un 1,12%, mientras que el Dax alemán se apuntó un 1,02%, y el Ftse 100 británico, un 0,86%.

Atrás se quedaron el Cac 40 francés, que ganó un 0,26%, y el PSI-20 de Lisboa, que apenas logró terminar el día en tablas. 

Una de las recaídas sufridas por el indicador español en la jornada de hoy coincidió con la publicación del informe oficial de empleo de Estados Unidos. La tasa de paro cayó por sorpresa desde el 4,1% hasta el 3,9%, cuando se esperaba que se situara en el 4%. Se trata del nivel de desempleo más bajo desde el año 2000. Ello, después de que en el mes de abril se crearan 164.000 nuevos puestos de trabajo, por debajo de los 193.000 que esperaban el consenso de analistas. Otro dato decepcionante fue la caída de la tasa de participación en el mercado de trabajo desde el 62,9% hasta el 62,8%, cuando se esperaba que se situara en el 63%. Y, además, los salarios subieron menos de lo previsto: un 2,6% interanual, por debajo del 2,7% previsto. Estos últimos factores ensombrecieron el buen dato de la tasa de paro. Aunque también quitaron presión sobre los temores inflacionistas y, por tanto, también sobre la rapidez que la Reserva Federal norteamericana podría imprimirle al proceso de subida de los tipos de interés. 

Bien es verdad que el dólar volvió a fortalecerse frente al euro. Así, la divisa comunitaria cedía al cierre un 0,5%, para colocarse en 1,1930 unidades. 

Y, además, los tipos de los bonos volvieron a subir. Muy modestamente, eso sí, en Estados Unidos, donde la rentabilidad del bono americano a diez años pasaba desde el 2,94% hasta el 2,95%. De manera más intensa se producía el incremento de las rentabilidades en Europa. Aunque mucho más en la periferia que en el centro. Así, si en Alemania el interés del diez años pasaba del 0,53% hasta el 0,54%, el rendimiento de los bonos italianos a diez años pasaba desde el 1,75% hasta el 1,80% y el de los españoles, desde el 1,24% hasta el 1,28%.

Subidas en las rentabilidades de los bonos europeos, pese a que los datos económicos publicados en el Viejo Continente no fueron muy favorables. Por ejemplo, los índices de gestores de compras del sector servicios y compuesto (que suma también la evolución del sector industrial) se colocaron por debajo de lo previsto, así como también las ventas al por menor.

En Wall Street dominaban los números verdes, con el Dow Jones y el Nasdaq avanzando más de un punto porcentual, mientras el S&P 500 subía un 0,75%.

Al Dow Jones le apoyaban prácticamente todos los valores. El que más ganaba era Apple, que marcaba, además, máximos históricos, después de conocerse que la firma de Warren Buffett ha redoblado la apuesta por sus acciones. 

Mientras tanto continuaban las conversaciones entre China y Estados Unidos sobre cuestiones comerciales. El Gobierno de Donald Trump ha pedido al de Xi Jinping que reduzca su superávit comercial, cuestión que se interpreta puede dificultar llegar a un acuerdo, aunque la agencia de noticias estatal china Sinhua afirmó que las dos partes ya habrían acordado algunas cosas, aunque mantendrían su desacuerdo en otras.

IAG celebra sus resultados trimestrales

En el selectivo español, IAG fue el valor más rentable de todos, con una subida del 5,56%. De esa manera celebraba la aerolínea sus resultados del primer trimestre. A continuación se colocó ArcelorMittal, que avanzó un 2,80%. Después se situaron varias entidades financieras, como Sabadell (2,45%), CaixaBank (1,99%), Bankinter (1,23%), BBVA (1,14%) y Bankia (1,13%). 

Entre estos bancos, se coló Inditex, que subió un 1,26%. Y entre los grandes, entre los mejores, también Iberdrola, que sumó un 0,83%, mientras que el Santander se anotó un 0,75% y Repsol, un 0,72%, tras presentar esta última sus cifras del primer trimestre. 

En negativo, Dia fue el peor, que retrocedió un 5,81%. A continuación, Siemens Gamesa, que se dejó un 2,29%. Indra, Meliá y Amadeus retrocedieron más de un punto porcentual. Pero pocos valores más terminaron con pérdidas: Telefónica, Acciona, Red Eléctrica, Enagás y Técnicas Reunidas. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Baviera fue el único que ganó más que IAG, al anotarse casi un 20% con la presentación de sus cuentas trimestrales. En rojo, ningún valor del Continuo cayó más que Dia. Inmediatamente después se situó Prosegur, con una caída del 4,85%, en la sesión en que rendía cuentas al mercado.

Fotos

Vídeos