El Ibex-35 sufre su mayor caída en dos meses

El Ibex-35 sufre su mayor caída en dos meses
EFE

El peor de todos los indicadores ha sido el Ftse Mib de Milán, que se ha dejado un 1,35%

CRISTINA VALLEJO

Las pérdidas han ido de menos a más en el Ibex-35 a medida que han pasado las horas. Comenzaba la jornada prácticamente en los 10.500 puntos y la ha cerrado en los 10.428,2 puntos, lo que supone un descenso del 1,21%, el mayor de lo que llevamos de año y desde el pasado 1 de diciembre, cuando retrocedió un 1,23%. El indicador se aleja de los 10.600 puntos que superaba hace una semana. 

La misma trayectoria ha seguido el conjunto de los mercados europeos. El peor de todos los indicadores ha sido el Ftse Mib de Milán, que se ha dejado un 1,35%. El Ftse 100 británico también ha retrocedido más de un punto porcentual. El descenso del Dax alemán ha sido de un 0,95%. El Cac 40 francés ha bajado un 87%. El PSI-20 de Lisboa ha caído un 0,66%. 

Aunque en los que no son el Ibex-35 se ha visto que los descensos se han acelerado a partir de la apertura en negativo de Wall Street. Las pérdidas que suma la Bolsa de Nueva York entre ayer y hoy son las más importantes desde el mes de agosto. La Bolsa americana tenía que hacer frente a las caídas sufridas por el sector salud después de que trascendiera la noticia de que Amazon.com, JP Morgan y Berkshire Hathaway han anunciado planes disruptores para el sector. También, a los descensos sufridos por las compañías energéticas, ante la caída del precio del petróleo. 

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 1,21%, para dar un último cambio en los 10.428,20 puntos.

- Enagás fue el valor que más cayó, con un retroceso del 3,75%. En verde sólo cerraron tres compañías: Siemens Gamesa, Técnicas Reunidas y Aena.

- El euro perdió fuerza a última hora de la tarde, hasta situarse en 1,24 unidades, tras declaraciones del secretario del Tesoro de Estados Unidos.

En el selectivo español las causas parecen más intrínsecas. En particular, al indicador español le ha castigado la intención del Gobierno de reducir la remuneración al sector gasista. Y así, el peor del día ha sido Enagás, con un retroceso del 3,75%, mientras que Gas Natural se ha dejado un 2,58%. Entre los dos se ha colocado Bankia, que se ha dejado otro 2,74%. 

También más de dos puntos porcentuales han perdido Mapfre y Repsol. 

Entre los peores, compañías cíclicas, como ArcelorMittal (-1,94%), así como algunas ligadas al sector de las 'utilities', como Red Eléctrica o Acciona (-1,87% y -1,77%, por ese orden), así como otros grandes valores, como Telefónica (-1,62%). 

Sólo tres valores del selectivo español se han salvado de los recortes. El mejor ha sido Siemens Gamesa, que se ha anotado un 3,84%, después de haber presentado sus cuentas del año pasado. A continuación se han colocado Técnicas Reunidas y Aena, que han avanzado un 0,40% y un 0,06%, respectivamente. 

La deuda sigue metiendo presión

El mercado de bonos sigue metiendo presión. Más el americano que el europeo. Mientras el interés del bono americano a diez años continuaba escalando posiciones por encima del 2,70%, en Europa los intereses se mantenían más o menos estables tanto en los países "core" tanto en la periferia después del fuerte incremento registrado ayer por los rendimientos. Quizás porque el dato de inflación de Alemania preliminar del mes de enero se colocó por debajo de lo esperado por los analistas. 

Asimismo, la subasta de títulos a un mes efectuada por el Tesoro americano en la jornada de hoy se ha realizado con el interés más alto para deuda a este plazo desde septiembre de 2008. 

En todo caso, el último tensionamiento del mercado de deuda está poniendo a prueba el apetito por un mercado de acciones que cotiza en muchos casos a valoraciones exigentes. Los inversores se están planteando si el crecimiento de los beneficios empresariales, si el repunte del crecimiento económico y el optimismo que ha despertado la rebaja de impuestos pueden seguir conduciendo al alza a los índices americanos. Goldman Sachs prevé una corrección, pero afirma que será una oportunidad de compra.

En el mercado de divisas, la moneda comunitaria recuperaba posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión, avanzaba un 0,16%, hasta el nivel de 1,24 unidades. Aunque a primera hora de la tarde estaba más fuerte, superando la cota de 1,244 unidades. 

Quizás esa pérdida de fuerza del euro en la última parte de la sesión europea se debía a los buenos datos económicos que se conocieron en Estados Unidos, como la evolución del precio de la vivienda el pasado mes de noviembre, que fue mejor de lo esperado, o el índice de confianza del consumidor, que también batió expectativas. También influyeron las declaraciones del secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, que se manifestó absolutamente partidario de un dólar fuerte con vistas al largo plazo, con lo que enmienda sus declaraciones de hace una semana, cuando defendió las ventajas que tiene para la economía estadounidense un billete verde depreciado. Aunque ahora Mnuchin afirma que entonces fue malinterpretado. 

Caída del petróleo

En el mercado de materias primas, como anticipábamos, descensos. El barril de Brent, de referencia en Europa, sufría su segunda jornada de caídas, para cambiarse por 68 dólares, desde los 70,5 dólares en que comenzó la semana. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, también caía: retrocedía casi un 1%, hasta perder la cota de los 65 dólares. Arrancaba la semana por encima de los 66. 

Con la caída del crudo y la subida de los intereses de los bonos, los mercados que también sufrían eran los emergentes. El índice Bovespa corregía un 1%, tras anotarse más de un 5% la semana pasada. 

Tras el cierre de la sesión europea, atención al discurso sobre el estado de la Unión de Donald Trump. Y, con vistas al día de mañana, a la última reunión de política monetaria presidida por Janet Yellen.

Fotos

Vídeos